cash

Domingo, 25 de septiembre de 2016

FINANZAS › FINANCISTAS EMPIEZAN A ENCENDER LUCES DE ALERTA POR EL VERTIGINOSO ENDEUDAMIENTO

Más ajuste y menos deuda

El reclamo de la City al gobierno de Macri es que reduzca el déficit fiscal vía recorte del gasto público en lugar de cubrirlo con más endeudamiento. Casi 40 mil millones dólares de nueva deuda estima el Presupuesto 2017.

 Por Federico Kucher

El Gobierno presentó el presupuesto público para 2017 y dejó en claro que el modelo de Mauricio Macri sólo cierra con fuerte endeudamiento externo. Los hombres de negocios de la city ya se ponen nerviosos con el ritmo de ingreso de pasivos del exterior y le exigen al equipo económico que haga el recorte que corresponde sobre las cuentas públicas. Es una paradoja porque, pese a la fuerte caída del salario real y en dólares de la población, el incremento formidable de la rentabilidad del campo y los beneficios extraordinarios embolsados por los bancos, le critican a la gestión de Cambiemos que no ha sabido hacer el “ajuste” de la manera adecuada.

Uno de los economistas del mercado que esta semana se mostró crítico con el ministro Prat Gay fue Guillermo Nielsen. “El Presupuesto del año que viene no tiene grandes cambios respecto a la política populista de Cristina Kirchner. El cambio está por el lado del financiamiento, dado que en lugar de darle a la maquinita del Banco Central sin respaldo, proponen salir a tomar deuda en el mercado internacional. Pero no están proponiendo reducción impositiva o del gasto y eso me parece muy grave”, dijo. Agregó que el Gobierno tiene una concepción muy errónea cuando dice que el nivel de deuda es muy bajo. “El país se está volviendo a endeuda mucho. Pero no se están haciendo los deberse. Es muy grave para el país”.

Nielsen, además de haber participado en la reestructuración de la deuda pública tras el default de 2002, fue economista jefe de la Fundación Fiel, uno de los principales centros de economistas neoliberales del país. Los antecedentes de este “especialista en finanzas” posibilitan observar que el propio establishment es el que empieza a encender luces de alerta sobre los resultados económicos de la gestión de Macri.

El poder financiero internacional no tuvo prejuicio en soltar la mano de gobiernos de derecha y puede volver a hacerlo. Fernando De la Rúa y Domingo Cavallo lo padecieron cuando el Fondo Monetario se negó en 2001 a continuar ayudando a la Alianza a repagar deudas, pese a que el país había sido un alumno ejemplar de las recetas del Consenso de Washington durante una década. Los medios aseguraban que no había forma de que el mundo dejara caer a la Argentina en una crisis de deuda (al ser país market friendly por excelencia), pero el resultado fue el mayor default de un Estado en la historia del sistema capitalista.

El ritmo de endeudamiento de los últimos meses, al igual que ocurrió en la convertibilidad, no es sostenible y ya provoca dudas entre inversores por la capacidad de repago. Con 5 puntos de déficit fiscal y rojo de la cuenta corriente (por el desequilibrio entre importaciones y exportaciones), la Argentina no tiene cajas para hacer frente a la cancelación de intereses y capital de estas deudas en el mediano plazo. Para el Gobierno no parece una preocupación, puesto que en el presupuesto 2017 ya adelantó que tomará nuevos pasivos por 40 mil millones de dólares, una cifra que equivale a 10 puntos del PIB. La situación se agrava porque provincias, empresas y hasta municipios comenzaron a emitir bonos en los mercados internacionales de capitales.

Gran parte del nuevo endeudamiento se hace en dólares y deberá repagarse con esa misma moneda. Pero la Argentina no incrementó su capacidad de generar divisas por exportaciones o inversiones de las multinacionales. Prat Gay, no obstante, dijo esta semana que no lo asusta endeudarse. Son muchas las preguntas que esa declaración deja flotando. ¿Es cierto lo que plantea el Gobierno de que la deuda se paga con nueva deuda? ¿Y si el sistema financiero internacional vuelve a soltarle la mano al país? Se lo hicieron a Cavallo: ¿no se lo van a hacer a Prat Gay?

Compartir: 

Twitter
 

El ritmo de endeudamiento no es sostenible y ya provoca dudas entre inversores por la capacidad de repago.
Imagen: Bernardino Avila

el buen inversor

-Unilever fue nombrar líder de la industrial en el sector de productos personales y del hogar en el índice Dow Jones de Sustentabilidad 2016.

-Honda Motor alcanzó las 700.000 unidades producidas en el país y ya lleva 25 modelos fabricados desde 2006.

-La fundación Cargill realizó las jornadas de Capacitaciones Porcinas, donde participaron emprendedores porcinos de Pirovano y Recalde.

-Whirlpool lanzó en Argentina su nueva línea de cocinas, lavarropas y heladeras con inversión de 300 millones de pesos para reconvertir su centro logístico.

-Almundo.com invirtió 60 millones de pesos para la apertura de nuevas oficinas en el distrito tecnológico de Parque Patricios.

-BIC, la compañía de encendedores y elementos de escritura y afeitadoras, relanzó su campaña “BIC prende seguro hasta 3000 veces”.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared