cash

Domingo, 11 de julio de 2010

E-CASH DE LECTORES

Indec

El comienzo del julio del Bicentenario reserva a los compañeros del Indec una nueva pieza magistral del despropósito. La Junta Interna de ATE hace pública su queja frente al dictamen emitido por la Comisión de Población y Desarrollo Humano del Senado de la Nación respecto del Instituto.

Realmente da vergüenza ajena leer que una de las sentidas reivindicaciones que esgrimen consiste en que se despida a una buena cantidad de compañeros, cuya gravísima falta consiste en haber comenzado a trabajar en el Organismo en los últimos tres años. Esa es la calidad de gremialistas que tienen estos señores y éstos son los sindicalistas crecidos al amparo de la lamentablemente desvirtuada ATE y los más conspicuos representantes del Grupo A. Una mirada desprevenida podría interpretar que se trata solamente de ombliguismo, pero quienes trabajamos en el Indec y hemos seguido con estupor la política de la Junta y sus superiores sabemos que hay otros condimentos. Recordamos la verdadera “escalera a la fama” recorrida por muchos de ellos de la mano del grupo Clarín, ya fueran Técnicos Supremos, Guardianes de la Integridad Estadística o Víctimas de Abusos Asociados. Siempre se supo que, en política, la mentira tiene patas cortas y la soberbia es pésima consejera. De la lectura de sus comunicados se desprenden tanto falsedades como muestras del pecado capital citado. Para mencionar sólo algunas: 1) no es la sociedad sino la oposición la que se aprestaba y apresta a debatir en torno de qué Indec necesita; 2) la representatividad de la Asamblea General de trabajadores del Indec que votó el documento “Las condiciones Previas para la normalización del Indec” fue abrumadoramente insuficiente y 3) como para terminar, apela a la teoría de los dos demonios cuando sostiene que no está ni con el Gobierno ni “con cualquier tipo de interés especulativo del mundo financiero local o internacional, sean los bonistas, las consultoras privadas o el FMI”. Una vez montada en ese caballo de fantasía, esta minoría cada vez más insignificante se constituye en juez de todo. Dictamina pomposamente la “crisis técnica, institucional y laboral del Indec” (sic); puntualiza las acciones que deberán seguirse como parte de la etapa previa a cualquier discusión... y siguen las barbaridades, que según dicen hicieron llegar a todos los bloques legislativos. Ahora la Junta Interna de ATE emite el histórico manifiesto “Declaración de los trabajadores del Indec”, en el que remite a “Las condiciones Previas...”, que como se puede ver por la muestra del párrafo previo, es un collar de señalamientos imperativos. Finalmente, no podemos dejar de advertir que el tajante rechazo de la Junta Interna de ATE-Indec al mencionado proyecto legislativo sabe un poco a desilusión. ¿Será que extrañan el protagonismo mediático?

Agrupación Germán Abdala

Lista Verde-AnusATE

Para comunicarse con esta sección escribir a [email protected]

Cash solicita a los lectores que las cartas enviadas no excedan los 15 renglones para posibilitar su publicación.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.