espectaculos

Viernes, 12 de septiembre de 2008

MUSICA › OPUS 4 Y EL FRENTE DE ARTISTAS DEL BORDA, EN LOS VIERNES MUSICA

“La idea es una integración total”

Marcelo Balsells, segundo tenor de Opus 4, y Alberto Sava, coordinador del Frente, hablan de la experiencia que llevan adelante desde hace casi dos décadas y que llevarán al escenario de la Sociedad de Distribuidores, con entrada gratuita.

 Por Cristian Vitale

“Desmanicomianización.” Alberto Sava, coordinador general del Frente de Artistas del Borda, utiliza y reutiliza la palabra varias veces con el objeto de explicar los fines últimos de su hacer. Marcelo Balsells, segundo tenor de Opus 4, se tienta con la imposibilidad: “No podría jamás, no me animo, no me sale, no me atrevo”, repite y se ríe. Ambos están confortablemente sentados en los sillones casi cama del departamento de Balsells y se nota, por el feeling mutuo, que la relación viene de lejos. De cuando, por caso, el Borda se llamaba Vieytes y el cuarteto coral se entreveraba en cantos con ese puñado de artistas loquitos y románticos. “Yo tengo el recuerdo intacto del 1º mayo de 1985, fue una experiencia de esas que te marcan para toda la vida”, desliza el cantante. De ahí que la presentación en el ciclo Los Viernes Música organizado por Página/12 sea vista como un paso natural, casi cotidiano. “Con el Borda hemos tenido, durante estos cuarenta años de trayectoria que llevamos, una relación fluida, que se da en el marco de una actividad paralela a la profesional: digamos, social, o de derechos humanos”, remarca Balsells.

La presentación dual, hoy, gratis, en la Sociedad de Distribuidores de Diarios, Revistas y Afines (Belgrano 1732), implicará un repertorio “integrado” en el que los músicos que forman parte del Frente (internos y externos) ligarán con el conjunto coral nacido allá por julio de 1968, en La Plata. Según Balsells, la cosa está organizada por bloques: momentos con el coro del Borda acompañando a los solistas de Opus; momentos con los músicos del Frente sumando melodías a los standards del cuarteto; o momentos de Opus ejecutando alguna pieza nacida en los talleres cotidianos que motoriza uno de los equipos artísticos que trabaja en el Hospital. “La idea es la integración total: estar en el escenario todos juntos y tratar de buscar un repertorio que nos represente a ambos”, dice el tenor. Tal vez, algunos de los clásicos de la música popular que Opus viene afinando en sus recientes actuaciones (“Alfonsina y el mar”, “Volver a los 17”, “El Choclo”) combinados con otros que forman parte de un disco editado recientemente por el taller de música del Borda: Concierto para el oído izquierdo, el lado “feliz” del cerebro, según algunos.

“La idea del Frente es poder hacer espectáculos que tengan como objetivo conocer lo que hacen los pacientes internados y externados del Hospital, bajo el concepto central de que el arte es un vehículo de relación con la comunidad. En general, las experiencias artísticas anteriores se desarrollaban dentro del hospital con un criterio más terapéutico... pero ahora la idea es desmanicomianizar y que cada hospital tenga su área de salud mental a través de tratamientos ambulatorios y cooperativas de trabajo”, milita Sava, también conductor del programa ¿Comió Maní?, que se emite los sábados a las 22 por la Radio de las Madres (AM 530). La movida conjunta, denominada Locos por el arte, es vista por Balsells como un aporte a la curación. “Nosotros creemos totalmente en esto de que el arte sana física, espiritual y mentalmente, y más cuando existe la posibilidad de mostrar una creación al otro, al de afuera.”

El evento se suma al mes celebración por los 40 años de Opus 4, que se inició el miércoles con una presentación gratis y a todo vapor en el Teatro Nacional Cervantes (Libertad 815), donde el cuarteto ejecutó un muestrario de su repertorio con Lito Vitale, Susana Rinaldi y la Antigua Jazz Band entre los invitados. “No tenemos idea de punto final... nosotros aún nos enriquecemos mucho con el afecto de la gente, hemos atravesado tres generaciones ya”, dice Balsells. Originado en 1968, Opus 4 –hoy conformado por Alberto Hassan, tenor; Hernando Irahola, barítono; Fernando Galiana, bajo, más el mismo Balsells– lleva en su mochila un nutrido periplo con más de siete mil presentaciones en 450 ciudades del globo y 21 discos editados entre el debut (América, 1970) y el reciente Latinoamérica Vive (2007). “Y vamos por más, eh”, saca pecho Balsells. “Tenemos pensado grabar un disco en Estados Unidos, para noviembre, e ir al Cerro de la Gloria en Mendoza para cantar con el coro Cantapueblo, que también está de festejo.”

Locos por el arte incluirá también performances de cantantes, poetas y clowns. Sava, psicólogo social y malabarista, planea manejar una marioneta en medio del concierto y ve el convite como un paso más hacia la integración entre “el adentro y el afuera”, como implicó, días pasados, en el marco del Festival de Tango, la exposición en público de tangos generados colectivamente por internos que participan de otro de los talleres: el de Letras. “Yo fui convocado por el psicoanalista José Grandinetti, no bien terminó la dictadura, cuando había un proyecto serio de desmanicomianización... si bien todavía no se logró cerrar el Borda, seguimos pensando en el arte como una herramienta que coadyuve a generar espacios que determinen el logro del objetivo”, se esperanza. “Es cierto que la intervención del arte en el campo de la psicosis produce parálisis, gran nivel de ansiedad y otro tipo de efectos, pero, afortunadamente, la intervención de coordinadores psicológicos en los talleres atenúa y destraba la situación... y ése es un gran paso. La idea es que el proyecto tenga la continuidad que merece.”

Compartir: 

Twitter
 

“El concepto central es que el arte es un vehículo de relación con la comunidad”, sostiene el dúo.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.