espectaculos

Jueves, 16 de diciembre de 2010

TELEVISION › FRENTE AL LEVANTAMIENTO DE LA TIRA CAIN & ABEL

“La ficción necesita más tiempo”

La reciente decisión de Telefe de levantar el programa “unilateralmente” por bajo rating, a tres meses de su estreno, motivó la reacción de los productores Claudio Villarruel y Bernarda Llorente, que habían sido, hasta 2009, directores artísticos del canal.

 Por Emanuel Respighi

Cuando en diciembre de 2009 Claudio Villarruel y Bernarda Llorente anunciaban que dejaban su gestión como directores artísticos de Telefe, después de diez años de posicionar al canal como el más visto de la TV argentina, nada hacía suponer que un año después el vínculo entre las partes iba a terminar con una carta documento de por medio y comunicados cruzados. El mal trance de Secretos de amor, la telenovela que finalizó antes de tiempo por mutuo acuerdo entre Telefe y On TV, fue la primera piedra con la que tropezaron en esta nueva etapa. La reciente decisión del canal de levantar “unilateralmente” por bajo rating Caín & Abel, que finalizó ayer a tres meses de su estreno, terminó por erosionar una relación que por contrato aún tiene un par de años más de vida. “Creemos haber hecho un buen programa, que no funcionó en términos de audiencia de la mejor manera, pero que por su calidad artística y técnica se merecía una oportunidad para recuperarse en el verano”, subrayó Villarruel, en la entrevista con Página/12 que dio junto a Llorente, su pareja creativa.

Que los 9,4 puntos que promedió Caín & Abel desde su estreno son pocos para el prime time de Telefe es una verdad innegable. Que debió competir contra un arrasador ShowMatch, que por sus horas televisivas multicanales diarias está culminando la mejor temporada de su historia en cuanto a la audiencia, es otro dato que no se puede soslayar. Que nadie pone en duda la calidad artística, técnica e interpretativa de Caín & Abel es otra realidad incuestionable: la telenovela protagonizada por Fabián Vena, Joaquín Furriel, Julieta Cardinali, Luis Brandoni y Virginia Lago hubiera merecido un final más digno que el que se terminó precipitando. El levantamiento de la ficción, comunicado por Telefe mediante una carta documento y con quince días de anticipación, no dejó lugar para que Caín & Abel revirtiera la tendencia. “Como programadores, cuando una ficción no rinde, lo primero que uno hace es apoyarla para darle tiempo. Nosotros sentimos que no hubo esa actitud de parte de Telefe”, subraya Llorente.

–¿Por qué creen que no hubo ese apoyo?

Bernarda llorente: –Caín & Abel fue uno de los mejores productos que hemos hecho. No negamos el número, pero un ciclo no se evalúa sólo por los resultados de rating. Si caemos en eso, son muy pocos los programas que se pueden hacer: dejaríamos de hacer la TV que nos gusta para hacer la que vende. Seguimos pensando que una TV distinta es posible. No nos gusta que el éxito determine lo que hacemos.

Claudio Villarruel: –Creemos que con un tiempo más al aire, los números hubieran mejorado. La ficción necesita tiempo para posicionarse. Por eso consideramos apresurada la decisión de levantar el programa. Nosotros teníamos una estrategia a mediano plazo. En su momento, el canal nos pidió que saliéramos a competir contra ShowMatch. Sabíamos que era un riesgo, que nos iba a costar tener un buen número, pero aceptamos porque la táctica fue mantener la ficción para que cuando Tinelli no estuviera al aire pudiéramos atraer televidentes.

–¿Qué cambió para que se decidiera no poner en marcha esa estrategia?

C. V.: –Nosotros seguimos las instrucciones que nos dio Marisa Badía (directora artística de Telefe), de que la telenovela tenía pantalla hasta –por lo menos– el 31 de enero. Ella tenía confianza en que, como pasó con Botineras, la telenovela fuera a consolidarse en el verano, porque sabe que las ficciones que hacemos nosotros –por las temáticas y el tratamiento narrativo y visual– alcanzan su audiencia cautiva a mediano plazo.

B. Ll.: –Este no fue un buen año para Telefe y nuestros productos estuvieron en ese contexto. Ahora que Telefe estaba haciendo un relanzamiento, pensábamos que esa renovación iba a beneficiar a la ficción. Extendimos los contratos con los actores e incorporamos a Juan Gil Navarro y Mónica Scaparone.

–¿Qué va a pasar con los contratos vigentes con los actores?

B. Ll.: –Confiamos en la palabra de Marisa cuando nos garantizó pantalla hasta el 31 de enero. Nosotros nos hacemos cargo porque somos gente de palabra, aunque consideramos que el canal tiene que asumirlo y ser solidario en el pago.

–¿Piensan llegar a una instancia judicial?

C. V.: –Por ahora no. Cuando decidimos desvincularnos de la gerencia artística, el canal nos ofreció un contrato por tres años para abastecerlos de contenido y aún está vigente. Ya les presentamos proyectos y estamos esperando una devolución artística para empezar a producirlos, en base a cómo piensan programarlos.

–Durante la presentación de Telefe Cine (ver aparte), Luis Velo, CEO del canal, afirmó que Telefónica pretende recuperar el dinero que perdió en los últimos diez años, período en el que duró su gestión.

B. Ll.: –Es extraño que haya dicho eso porque no es correcto. Desde 2003, el canal ha sido rentable en todos los años. Los balances de Telefe siempre fueron superavitarios. Telefónica cotiza en la Bolsa y sus balances son públicos. El de 2003 fue el de mayor rentabilidad y el de 2009 el de mayor facturación.

Compartir: 

Twitter
 

“No nos gusta que el éxito determine lo que hacemos.”
Imagen: Bernardino Avila
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared