espectaculos

Miércoles, 17 de febrero de 2010

CULTURA › QUIENES SON LOS EXPEDICIONARIOS

Artes y oficios

En la elección de los integrantes de la expedición fluvial Paraná Ra’Angá se privilegió la calidad del trabajo de los convocados y la apertura hacia otras formas de saber. “No quería arte pasteurizado, sino fuerza, materia, carne y pasión”, confiesa Graciela Silvestri. Se subirán al barco los artistas visuales Fernando “Coco” Bedoya, Daniel García, Andrés Loiseau, Félix Rodríguez, Laura Glusman, Mónica Millán y el historietista Pere Joan. En fotografía optó por Facundo de Zuviría porque “prefería a un Walker Evans, a alguien que creyera, aun ingenuamente, que la ‘realidad’ puede ser captada con la cámara en un punto ambiguo pero ‘verdadero’; que la vida de lo otro es más interesante que la propia; que una relativa aleatoriedad o casualidad puede filtrarse productivamente”, fundamenta la editora. “También con esta lógica pensamos en los cronistas: María Moreno y Daniel García Helder. Ellos trabajan con las palabras; pero, siendo tan diferentes entre sí, las palabras justas son buscadas no sólo en el escritorio, sino en la conflictiva relación con ‘la realidad’.” Además formarán parte de la expedición el cineasta Mariano Llinás, los arquitectos Claudia Tchira, Sergio Forster y Solano Benítez, los ingenieros Santiago González Alonso y Miguel Aguiló, y el sociólogo Joan Subirats.

Los oficios en que pensó Silvestri son aquellos que Hannah Arendt había colocado en la esfera de la necesidad. En este punto se obstinó en invitar a un cocinero, Ignacio Fontclara, que combina su propia cocina, inscripta en el movimiento slow food, con la creación de un banco de germoplasma para la recuperación de semillas autóctonas del Paraguay. “Nuestro etnomusicólogo, Guillermo Sequera, en su trabajo con las comunidades indígenas, ha proyectado una biblioteca de semillas –anticipa la editora–; Fátima Mereles, bióloga e inveterada viajera, acerca su biblioteca botánica; y más allá, Milda Rivarola –ahora historiadora y socióloga, antes ingeniera agrónoma– reafirma la inflexión hacia lo femenino en su propio proyecto: El Paraná de las mujeres.” Un grupo particular es el de los músicos. “Si Oscar Edelstein es representante de música de vanguardia, no ha dudado en incorporar a Raúl Barboza en una de sus más hermosas creaciones; y Jorge Fandermole, nombre de culto en lo que sólo por convención podemos llamar popular, tiene los oídos abiertos a la experimentación tanto como a los sonidos del río a cuyas orillas creció, y que con cierta pena llama hidrovía. Francisco López es ruidista: no trabaja con los sonidos de la música establecida, sino con la música de la naturaleza. Finalmente, uno de los becarios propone el estudio del chamamé, música de mezcla por excelencia”, subraya Silvestri.

Completan la expedición el geógrafo Carlos Reboratti, viajero impenitente y firme defensor de la difusión de las ideas geográficas, íntimamente relacionadas en sus escritos con las complejas definiciones políticas y sociales que la descripción del espacio conlleva; la historiadora del arte Gabriela Siracusano, cuya elección se vinculó con el original acento en soportes, materiales, y derivaciones iconográficas en el mundo americano; las dos historiadoras de la ciencia, Irina Podgorny y Susana García; el arqueólogo José Lasheras, que realiza actualmente investigaciones en Paraguay; el astrofísico Alejandro Gangui, que va a construir un gnomon en Goya. Otro de los becarios promete estudiar la astronomía guaraní. Silvestri revela que se empeñó –aunque aclara que es atea– en que viajara un jesuita. Será Bartomeu Meliá, eminente especialista en historia guaranítica, quien anunció que dará una misa en guaraní en el barco.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared