las12

Viernes, 28 de agosto de 2015

ALBUMINA

Oda a la varita mágica

 Por Guadalupe Treibel

De marzo a la fecha, vocecitas virtuales festejan que alguien haya develado el verdadero secreto tras la enigmática sonrisa de la Mona Lisa o, para el caso, la dicha trascendente de Danaë en el simbólico cuadro de Gustav Klimt. Otras, en cambio, cantan loas al reconocer que sus visitas al museo se han vuelto exponencialmente... picantes. Al menos, de aplicar la imaginería que motoriza a The Hitachi Magic Wand Throughout Art History, sitio tumblr de reciente creación que propone una variación a la historia del arte, insertando en obras maestras de todos los tiempos el objeto menos pensado: un vibrador. Y no cualquiera, dicho sea de paso: la “varita mágica original” (en inglés, “Magic Wand Original”) creada por la marca Hitachi hace décadas con el finísimo fin de “relajar músculos y nervios, aliviar la tensión”, entre otros menesteres propios de un “masajeador eléctrico personal que provee profundas y fuertes vibraciones”. Popular a partir de los ’70, quiso el destino, sin embargo, que el mentado adminículo se volviera en mejor amigo de cantidad de mujeres, prontas a variar la primogénita intención de inocente masajeador, amén de –elogiables– 6 mil vibraciones por minuto. Así, de trabajar espaldas y músculos varios, acabose convirtiendo en uno de los más “efectivos” y, por qué no decirlo, estimulantes vibradores íntimos del mercado.

En dicha calidad, hace su entrada triunfal a la citada web, cuyo/a creador/a prefiere el anonimato, explicando –eso sí– el chascarrillo de editar imágenes de antología, photoshopeando en ellas tamaño juguete sexual. “Al emparejar las bellas artes y los orgasmos, mi objetivo es celebrar y desestigmatizar la masturbación femenina”, declara el (triple) equis respecto al motor de su inventiva. Y luego: “Pienso que, aunque muchas personas no lo admitan, el vibrador es una parte enorme de sus vidas. Es casi un objeto sagrado en sí mismo; una pieza cultural central que no recibe la exhibición que merece, a pesar de los billones de ejemplares que circulan por el mundo. Por tanto, debería ser elevada a un grado superior, acaso junto a finas obras de arte”. En este caso, piezas de Miguel Angel, Jan Gossaert, Klimt, Maxfield Parrish, Aubrey Beardsley, Jean-Auguste-Dominique Ingres, entre tantxs otrxs, intervenidas en plan gozoso, gracioso y reivindicatorio.

Más en magicwandarthistory.tumblr.com

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.