las12

Viernes, 4 de noviembre de 2016

PERFILES

TIENE AGUANTE JULIANA DI TULLIO

Cuando un gobierno es débil, como el actual, se sirve de dispositivos represivos para hacer valer el poder que no ha conseguido por otros medios. Y en esa cruzada nefasta, que replica bastonazos para los más débiles (pibes y pibas, manterxs, viejxs y locxs, por nombrar los ejemplos más crueles) también ordena operativos desmedidos (quién pude olvidar la ridícula detención de los jóvenes tuiteros que amenazaron al presidente en árabe y los apresaron como si fuera miembros de ISIS), sobre todo para aquello que pone de manifiesto su infinita incapacidad para movilizar al pueblo que lo votó. El lunes pasado, cuando Cristina Fernández se presentó en Comodoro Py para ratificar frente al juez Ercolini su negativa a declarar en la causa por presunto delito en el otorgamiento de obra pública a las firmas relacionadas con Báez en Santa Cruz, Gendarmería empezó a los empujones. No es un afirmación tendenciosa: además de ser desmedida la cantidad de oficiales presentes, también de la Federal, en ese tironeo que se arma siempre para dejar pasar el auto de la ex presidenta, se ve claramente cómo empiezan a apretar a lxs militantes que querían saludarla. Tanto, que Cristina se bajó del auto y dijo “si le pegan a los compañeros, péguenme a mí también, cobardes”. Demasiados videos atestiguan que el remolino lo empiezan los hombres de seguridad pero fue Juliana Di Tullio la que puso el cuerpo y luego no tardó en denunciar haber sido golpeada por estos amantes del bastón. “Tu policía me molió a palos @PatoBullrich https://twitter.com/PatoBullrich. Te agradezco los moretones y los dolores. Éxitos genia” tuiteó ese día y comenzó un ida y vuelta que obligó a la ministra a salir a defender su –inedefendible, desmesurado– operativo, al que calificó de “perfecto”.

Di Tullio nació en Morón en 1971, militó en el peronismo desde el secundario, estudió psicología social y fundó en los noventa la Agrupación Peronista Movimiento pero fue en 2003 que empezó su carrera política fuerte como embajadora para asuntos de género de la Cancillería. En 2005 fue electa diputada nacional por la provincia de Buenos Aires, cargo que mantiene hasta hoy y desde el cual ha hecho valer su palabra en temas como matrimonio igualitario, identidad de género y aborto. Fue la primera mujer en liderar el bloque del Frente para la Victoria del Congreso Nacional e integrante titular del Parlamento del Mercosur. Siempre insistió en enmarcar el aborto en una cuestión de salud pública y justicia social y llegó a presentar un proyecto que antes de ser cajoneado movió las duras estanterías del Congreso a la hora de iniciar un debate serio y justo para una sociedad que ya dio claras muestras de madurez para que sus legisladores lo abran, denunció las presiones de la iglesia y ventiló las discusiones con la ex mandataria por evitar el tema, en ese estilo que la caracteriza: frontal y seguro, enemigo de las medias tintas. Con el mismo temple encaró a los fotógrafos que la enfocaban de arriba para enganchar el ángulo perfecto de su escote y, conciente de que los hombres se creen dueños y señores de la política, el año pasado publicó un texto junto a la periodista María Eugenia Ludueña en revista Anfibia llamado “Cómo convertirte en feminista” donde escribieron: “NiUnaMenos capta algo que está en el aire y las luchas históricas del movimiento de mujeres que le vienen poniendo el pecho a lo loco desde antes de que naciéramos. Es como mucho y es como nada, pero generó una enorme movilización en este colectivo heterogéneo donde nos perdemos y nos encontramos. Sumemos, construyamos. Pidamos mucho más que una consigna a la que nadie puede oponerse. El femicidio es el punto más dramático y extremo de una cadena de violencias que padecemos desde la infancia. Pidamos entonces ni una menos y basta de violencia machista, ni una violencia más”, ella que acaba de ser violentada pero imprime el ejemplo denunciando, gritando más alto, parando a pesar de las críticas como hizo el 19 de octubre. Siendo cómplice y aliada.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.