las12

Viernes, 30 de mayo de 2008

MONDO FISHION

Rarezas y lugares comunes en la Pasarela de Cannes

 Por Victoria Lescano

La edición 61ª del festival de Cannes simbolizó una vez más el formato de pasarela non stop de trajes de alta costura y estilo soirée sobre lo que se supone deben usar las celebridades.

Así como Cate Blanchett optó por un traje de Giorgio Armani Privée en símil dorado y volados asimétricos, Julianne Moore llevó un vestido de la colección de alta costura de Lacroix, Angelina Jolié recurrió a un vestido para contener su embarazo de mellizos en verde musgo plisado y con etiqueta Max Azaria —y un oso del film Kung Fu Panda a modo de accesorio—. Otra de las protagonistas del film de Clint Eastwood, Eva Longoria, encarnó a un extraño personaje con atuendo de Versace cruza de tutú con bata de novias.

Penélope Cruz asistió a la première del film de Woody Allen que protagoniza —Vicky Cristina Barcelona— con vestido de diva blanco firmado por Marchesa y se llevó las mejores críticas del mainstream.

A casos de estilos más extraños y más espontáneos para transitar la alfombra roja de Cannes lo representaron la actriz Jeanne Moreau, ataviada con falda larga blanca, top negro y con la única extravagancia de un par de zapatos rojos bajos y con moños, dando pruebas de que por suerte no recurre a ningún estilista para que le indique cómo vestirse.

Y también la actriz y ahora diseñadora Chloé Sevigny, quien en ocasión del estreno del film Zodiac lució minifalda negra, camisa blanca con jabot y un cinturón de oro. En la rueda de prensa declaró que su nuevo proyecto es diseñar una línea de ropa masculina para que la usen sus amigas que acostumbran a robar ropas del placard de sus novios.

Del lado de la comitiva argentina omnipresente en el festival de cine: las actrices de Leonera posaron con minifaldas ceñidas, cercanas al manual de estilo de la cumbia y un top de Varanasi; Lucrecia Martel y la actriz María Onetto, directora y protagonista de La mujer sin cabeza, recurrieron al vestuario a medida de Pablo Ramírez de la colección invierno con temática gaucha y chic. “Las vestí para las tres situaciones de mayor exposición que implica ir al festival, por un lado la sesión de fotos del film —para María una falda negra, camisa blanca, botas y una corralera de terciopelo que usaría o no según el calor, y Lucrecia un jumper Bruna con camisa de organza y polka dots—, y para el momento de la proyección del film Lucrecia eligió un vestido negro de manga tres cuarto con muchos botoncitos y ojales y la protagonista otro vestido negro largo con escote bote, el mismo modelo que hizo de cierre en la presentación de mi colección en Buenos Aires y encima lleva un saquito blanco muy corto”, cuenta el diseñador.

Luego desfilaron los Maradona, padre, madre e hijas, todos vestidos de negro. El futbolista que inspiró al documental de Emir Kusturica, con traje, camisa celeste al estilo de los ejecutivos y corbata, aprovechó para contar el debut cinematográfico de Dalma, en el film La Rabia, de Albertina Carri.

En la pasarela —red carpet— de Cannes la joven actriz de los Maradona llevó vestido largo con escote corazón y perfecta manicure en rojo y joyas con absoluta naturalidad, mientras que en el film que proyecta el Malba durante todos los fines de semana de mayo y junio —viernes y sábados a las 22— su personaje de adolescente trendy transmite la misma calma mientras se pinta las uñas y sirve ginebras en un bar y posta criollo, lleva minifalda y discman para escuchar su banda sonora privada, entre el rugido de los amantes, los chanchos, los perros, los bichofeos y la furia de una niña que dibuja para abstraerse del espanto.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.