las12

Viernes, 9 de enero de 2009

DIEZ PREGUNTAS

A Gualdalupe Maradei, coordinadora de la revista ramona

 Por Dolores Curia

¿Qué es ramona?

—Es una revista mensual dedicada a las artes visuales, que se publica en Buenos Aires, desde el año 2000, por la fundación Sociedad, Tecnología, Arte (Start). Su editor fundador es Gustavo Bruzzone y en el grupo editor actual participan Roberto Amigo, José Fernández Vega, Gachi Hasper, Roberto Jacoby, Fernanda Laguna, Ana Longoni y Judi Werthein. El proyecto editorial se basa en una política de colaboraciones abiertas con el fin de crear un entorno de diseminación democrático.

¿Cuál es su principal objetivo?

—La revista fue concebida como forma de devolver la voz a los artistas y reflejar su trabajo y sus formas de producción. De a poquito fue afianzándose en el campo artístico contemporáneo, y actualmente cuenta con más de 500 autores de todo el mundo. Una satisfacción muy grande fue que haya sido seleccionada para participar en la bienal Documenta 12 magazines-Kassel 2007. Desde 2001 también existe una versión online, www.ramona.org.ar

¿La coordinación de ramona es tu único trabajo?

—No. Soy docente de la facultad, en Letras, en edición y en los talleres que el Area Queer de la Secretaría de Extensión Universitaria organiza en los centros universitarios de los penales de Devoto y de la Unidad 3 de Ezeiza.

¿Cómo llegás a la revista?

—El vínculo con ramona fue gracias a Ana Longoni, titular de la materia “Teoría de los medios y de la cultura”, en la cual participo como ayudante de trabajos prácticos. Ana es un miembro muy activo del grupo editor de la revista y a fines de 2006 comentó que estaban buscando un coordinador—editor. Siempre me interesó el periodismo cultural y, en particular, ramona me parecía un objeto raro y bellísimo. Empecé a trabajar en enero de 2007.

¿Cuál es tu concepción de la tarea editorial en general?

—Un aprendizaje constante. Un trabajo de paciencia y dedicación. Artesanal y meticuloso. Un trabajo que no tiene brillo: el editor siempre está detrás de bambalinas pero siempre presente y firme, como una suerte de tutor para que la publicación crezca en determinada dirección y produzca intervenciones críticas consecuentes con su línea editorial.

¿Qué puede entrar y que no dentro del espacio de ramona?

En ramona no hay temas ni autores,ni géneros excluidos de antemano, todo se somete a discusión. Van llegando textos o vamos a convocando a gente que tiene determinada especialidad, cuando llega el texto lo leemos todos y, aunque sea un método mucho más trabajoso, vale la pena porque es la única forma de integrar puntos de vista plurales, que es lo que le da dinamismo y hace interesante a la revista. Siempre todos dan su parecer, los pros y contras de incluir tal texto, basándonos en criterios como la calidad de escritura, la pertinencia del tema, lo interesante de su tratamiento, etc. No hay nada preestablecido.

¿Por qué ramona tiene nombre de mujer?

—Porque evoca a la prostituta de Antonio Berni, un personaje hermoso que se llama Ramona Montiel.

¿Crees que tu juventud —26 años— podría construir una perspectiva particular en la revista?

—Ser joven en ese contexto tiene la ventaja de que tenés muchas ganas de aprender, cierta modestia y muchas ganas de escuchar, quizá más energía. Por ahí me dio cierto feeling con los artistas y periodistas jóvenes. Para mí fue un desafío, un salto que tuve que dar porque tenía formación pero no experiencia, y creo que fue muy fecundo.

¿Hay una mirada más femenina en la línea editorial desde que llegaste?

—No sé si hay una especificidad femenina en el modo de editar, ahí me parece que se juegan capacidades profesionales unisex. Lo que sí intentamos en este tiempo de que ramona volviera a ser ese personaje muy cercano a los lectores, con opiniones, que hace cosas, se va de vacaciones, tiene anécdotas para contar. En las secciones editoriales (las cartas de lectores, el mismo editorial) tratamos de recuperar el tono que en los primeros números construía el personaje de ramona y así devolverle el cuerpo, su cuerpo de mujer.

¿Qué lugar creés que ocupa ramona hoy en el campo cultural argentino?

—Este año anunciamos que en el 2010 se acaba la revista y la reacción de la gente fue “¿qué revista va a ocupar el lugar de ramona?”, “¿qué revista va ocuparse de las artes visuales de ese modo?”. El lugar que deja ramona va a quedar vacante pero es raro porque, si bien hay determinado consenso respecto de eso, nunca tuvo ningún espaldarazo importante que la convirtiera en un medio profesional.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared