las12

Sábado, 2 de mayo de 2009

PALABRAS MAYORES

Mi mamá se ama

La colección “Yo soy igual”, de la Librería de Mujeres Editoras, sacó los libros “Mi mamá es...”, donde las mujeres son electricistas, cirujanas, albañiles, taxistas, conductoras de subtes y referís. Con historias donde reina la aventura se destraban los prejuicios y se les muestra a chicos y chicas modelos maternales que permiten jugar, leer y crecer con libertad.

 Por Luciana Peker

Gonzalo, Julieta y Pedro se sientan a la mesa. Pedro dice que no quiere tomar la leche en el vaso rosa y Julieta pide una taza de princesas. Gonzalo reclama las galletitas en el plato de un súper pibe que tiene diez poderes diferentes y Julieta, calzarse los tules. Pero si Julieta se prueba el antifaz para saltar en la cama, Pedro le pone los puntos. “No es de nena”, la increpa, como una revelación celestial. El después se esconde para probarse collares y pasearse con un cochecito de bebé y ella se lo quita con la venganza de “vos con eso no podés”. Gonzalo patea la pelota y le pide a Julieta que se la devuelva. Julieta le da en el arco y cuando llega su mamá le muestra sus cachetes colorados como una travesura a las reglas que –todavía– se les enseñan a chicos y chicas para condicionar sus mundos por los límites rosas y celestes.

Pero, en vez de despotricar contra la embestida sexista en la infancia, la colección “Yo soy igual”, de la Librería de Mujeres Editoras, construyó una serie de hermosos (y utilísimos) cuentos para explicar y generar nuevos modelos que sirvan a chicos y chicas para fantasear en la niñez y disfrutarse en la adultez. Las nenas pueden jugar a la doctora porque de grandes pueden ser cirujanas; martillar, serruchar y clavar porque de adultas pueden ser electricistas o albañiles; jugar al fútbol porque pueden soñar con sacar tarjeta roja todos los domingos y jugar con trenes, autitos y motos porque pueden cobrar todos los meses por conducir un taxi o el subte.

“La colección ‘Yo soy igual’ forma parte de una propuesta de edición que Librería de Mujeres Editoras lanza con el objetivo de diversificar la literatura para niñas y niños nombrando el mundo, contando quiénes somos y visibilizando, en este caso, el trabajo de las mujeres y la distribución de roles de manera igualitaria entre los géneros”, señala María Victoria Pereyra Rozas, directora de la editorial y autora de Mi mamá es electricista.

¿Cómo surgió la idea? Pereyra Rozas detalla: “Lo que nos motivó fue notar que, a pesar de los espacios conquistados, las mujeres aún debemos responder a patrones que nos vienen impuestos desde tiempo atrás y salirnos del molde nos cuesta caro. Por eso, desde el hilo de la aventura, la colección hace protagonistas a mujeres que pueden ser modelos inspiradores para sus hijos e hijas”. Y no es cuento (o sí), como escribió ella sobre una nena a la que la burlan por el oficio de su mamá y que ella defiende como la luz buena: “Menos mal que mi mamá es electricista. La semana pasada estaba durmiendo y un mal sueño me despertó. Tenía una pesadilla terrible. Una tropa de ravioles me perseguía a toda velocidad buscando que me los comiera como sea (...) Lo primero que hice fue lanzarme sobre la lámpara que mamá deja siempre a mi lado y la luz no encendió.

–Es un cortocircuito porque el cable está pelado –me dijo con seriedad sin dejar de acariciar mi cabeza–. Acompañame a buscar mi caja de herramientas así lo arreglamos juntas”.

Más información: tel. 4372-5930 / Pasaje Rodolfo Rivarola 175, Ciudad de Buenos Aires. www.libreriademujeres.com.ar

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared