las12

Viernes, 21 de agosto de 2009

MONDO FISHION

Pobreza de lujo

Coco antes de Chanel es un retrato amable y un poco ligado al culebrón de la mujer que revolucionó la moda, aun cuando siempre se negó a admitirlo.

 Por Victoria Lescano

Gabrielle Coco Chanel (1883-1971) revolucionó la moda del siglo XX con su prédica del pelo corto, el uso de pantalones, las prendas cómodas y libres de los opresivos corsés y de los barroquismos que imponían sus contemporáneos en la moda. Dictó también la apropiación de clásicos del placard masculino –el cardigan sin cuello, las texturas de tweed– y su célebre Petite Robe Noire, el vestidito negro de factura democrática concebido para galas en 1924. El film Coco antes de Chanel dirigido por Anne Fontaine, protagonizado por Audrey Tautou, Benoit Poelvoorde y Alessandro Nivola, propone un arbitrario recorte de época en la biografía de la diseñadora. Con una trama influenciada por Paul Morand, el autor de la biografía El aire de Chanel —editada en español por el sello Tusquets—, los retratos de Cecil Beaton y su correlato en vestuarios ideados por Catherine Leterrier, una experta graduada en la Chambre Syndicale de la Haute Couture, quien dejó sentado que el film no partía de la premisa de seguir a rajatabla la historia de la moda sino en versiones libres. La trama hace foco en las aristas de su vida amorosa como disparadora de diseños y con trazos de culebrón elegante ligado a las historias románticas, muestra a una Coco más prêt à porter y menos rígida y cascarrabias que los biopics trazados hasta el momento. Shirley Mc Laine es la protagonista de otro film de próximo estreno vinculado a la vida de la creadora que afirmó: “No sé por qué me he metido en este oficio ni por qué se me ha considerado una revolucionaria. No fue para crear lo que me gustaba sino más bien para hacer pasar de moda lo que no me gustaba”. Las primeras secuencias de Coco antes de Chanel narran la llegada al orfanato de Aubezine donde Gabrielle transcurrió buena parte de su infancia. Fue allí, entre los trajes de las monjas y vestida con un austero uniforme negro cosido en telas modestas, que la niña Chanel encontró las primeras señales de un estilo que años más tarde la crítica calificó como “pobreza de lujo”. La trama de Anne Fontaine ahonda en ilustrar los modos en que Chanel se aproximó a la vida mundana, su énfasis en diferenciarse de los atuendos de la burguesía ataviada con trajes de muchachito y de institutriz. Así como en una secuencia del film se niega a ponerse un vestido rosa con encajes chantilly que le regala su amante y anfitrión para, en cambio, recurriendo a sus conocimientos de costura, inventarse un Chanel instantáneo con una simple robe a cuadros. Otro paneo muy significativo para conocedores y neófitos de la moda es el gesto de revisar uno por uno los cajones del placard de uno de los hombres de su juventud —Ettiene— para luego con sus abrigos de tweed tuneados y cortados al tamaño de su figura petit hacerse versiones caseras de ropa para andar a caballo en los jardines del castillo de Royielleu.

Más anecdotario de las influencias varoniles y amorosas llegan del lado de su romance con el inglés Arthur Boy Capel, un elegante heredero de minas de carbón y polista, tan húerfano como ella, quien le permitió apoderarse de sus camisetas de jersey y la llevó a avistar las playas de Deauville que dispararon su pasión por los sueters y las remeras a rayas a la usanza de los pescadores. Boy Capel, quien murió en un accidente de autos en 1919, fue precursor en celebrar la elegancia de su mirada austera, la ayudó con recursos para abrir esa primera tienda de sombreros y la acercó a la elite de pintores, escritores y dramaturgos que cambiaron su vida.

Audrey Tautou en una caracterización certera imita la costumbre de la verdadera Coco de observar las pasadas de un desfile agazapada en las escaleras de la tienda de la rue Cambon. La ficción aportó una buena ocasión para ver una exhibición retrospectiva con atuendos originales de los archivos Chanel, que la firma a cargo de Lagerfeld accedió prestar a los productores del film.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.