las12

Viernes, 11 de diciembre de 2009

PASOS PERDIDOS...

Critican que se desaprovecha la Banca de la Mujer

Si hay un salón del Congreso de la Nación que se llama Pasos Perdidos que amerita que esta sección se llame pasos perdidos, de eso –de pasos perdidos– se trata el informe “La Banca de la Mujer” (Informe del primer año de funcionamiento de la Comisión Especial Banca de la Mujer del Senado de la Nación), realizado por María Fernanda Araujo y Tatiana Salem, del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), en octubre del 2009.

La Banca de la Mujer –nada conocida por la opinión pública, ni difundida por políticos/as ni medios de comunicación– se creó en 2008 para que sea integrada transversalmente por todas las senadoras de todos los partidos políticos con representación en la Cámara alta. Este nuevo espacio institucional se constituyó con el fin de promover una nueva agenda parlamentaria por la igualdad con perspectiva de género que origine iniciativas en concordancia con los tratados internacionales y regionales refrendados por nuestro país.

Más allá de las formalidades, se podría haber utilizado para promover normas para regular el aborto no punible, hospitales amigables y dispuestos a cumplir con las interrupciones del embarazo amparadas por la ley, leyes que implementen conserjerías pre y post aborto, pedidos de informes sobre la aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral, presupuesto para que el Consejo de la Mujer genere más refugios y subsidios para víctimas de violencia, entre otras iniciativas posibles. Sin embargo, la comisión no se notó ni se hizo notar.

“Si bien a más de un año de su creación la Banca no ha podido cumplir con los objetivos que se propuso, en Cippec creemos que es necesario fortalecer su continuidad y proponer algunas modificaciones que puedan revertir su bajo impacto y mejorar su desempeño actual”, sugiere el informe. Pero no se queda sólo en la denuncia de la falta de actividad y visibilidad en un país con grandes deudas con las mujeres, sino que también hace propuestas para fortalecer un espacio destinado a fortalecer a las mujeres.

“En vísperas de una instancia de renovación de la Banca, y a partir del seguimiento de su labor y del análisis de espacios similares existentes en Europa y América latina, surgen las principales recomendaciones para mejorar el funcionamiento de este ámbito”, dicen, y proponen: es importante una agenda concreta de trabajo y el establecimiento de un cronograma posible de ser cumplido, se requiere que los integrantes que la conformen sean personas (mujeres o varones) comprometidas con esta problemática, pues la participación femenina no es una variable excluyente para el éxito de estos espacios y es imprescindible que exista voluntad política para crear y sostener este espacio. También un detalle sin el cual todas las buenas intenciones quedan en el aire –o en los pasos perdidos–: una estructura presupuestaria que permita incorporar opiniones para la elaboración de políticas públicas que produzcan mejoras sustantivas en la calidad de vida de las mujeres.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.