las12

Viernes, 16 de julio de 2010

LA ALDEA BLOGAL

HEROES, PRINCESAS Y SEXISMO

 Por Paula Carri

Existe una mirada posada sobre los cuentos clásicos (que hemos tratado aquí mismo) donde se advierte acerca del sexismo y machismo presentes en algunos de ellos: “Cenicienta”, “La bella durmiente” y otros títulos que cautivaron a niñas del pasado son ahora mandados al arcón de la educación arcaica y en su lugar se proponen otras historias más acordes a una mirada integradora y diversa. Por estos días, el análisis llegó al cine: Toy Story 3 es la que está en la mira por contenido machista y el debate se instaló en la web. La mecha la encendió la revista estadounidense Ms (http://www.msmagazine.com) (pueden buscar la nota original en la web, con fecha 24 de junio), que afirma que en el film hay una preponderancia de personajes masculinos (en proporción de 7 a 1) y que las mujeres aparecen allí con características negativas: o como gruñonas (la madre de Andy) o llorona, como la muñeca Barbie. Por estos perfiles es acusada de sexista. Como si algo bastara, indican que el muñeco Ken es presentado como un “gay fashionista” y frívolo, y aquí las acusaciones serían sobre homofobia, debido a que Ken sufre descalificaciones, lo que sería entendido por asociaciones feministas y a favor de la diversidad sexual como que lo peor que le puede pasar a un varón es ser una niña o un homosexual. “Toy story 3 es la confirmación de las posiciones machistas y homofóbicas de los guionistas que desde el principio de la serie han maltratado los personajes femeninos”, escribió la autora del artículo en Ms, Natalie Wilson. “Entre los post destacados en este debate se encuentran el del blog Womanvsfeminist (http://www.womanvsfeminist.word

press.com) post del 5 de julio: ‘hace dos noches salí de ver Toy Story 3 con una sensación de inexplicable depresión. En realidad, no era realmente inexplicable, yo simplemente no quería admitir que la fuente de mis sentimientos era que me había convertido en una feminista triste que ni siquiera pude disfrutar de Toy Story. Yo soy esa persona. Sin embargo, estoy cansada de pedir disculpas por ello. No quiero pedir disculpas nunca más. He encontrado a Toy Story deprimente porque faltan personajes de mujeres. Esto estuvo agravado por los anuncios que precedieron al film, que eran todos de películas para niños, siempre había personajes masculinos centrales. Yo no tengo hijos, así que no estoy preocupada por mi hijo. Estoy preocupada por las niñas y las mujeres. Me preocupa que ellas, por omisión o inclusión como mero símbolo, en una cultura popular que dice una y otra vez que las niñas y las mujeres no son importantes, o no tanto como los niños y los hombres. Me preocupa que estoy escribiendo esto en 2010, cuando se supone que a estas alturas debemos tener ‘igualdad’.”

Otro post interesante puede leerse en StudiosCentral (http://wwwstudioscentrsl.com/column) con fecha 2 de julio.

Finalmente, los comentarios de lectores a la nota de Wilson en MS enriquecen el texto, discuten acerca de los roles de heroínas clásicas, rescatan a algunas más modernas, como la Esmeralda de Mulán y se lamentan sobre “la ausencia de personajes de mujeres en las películas, incluyendo las películas para niños. Cuando las niñas ven que no están representadas en los films, que crecen creyendo que lo que los muchachos y los hombres tienen para decir es más importante que lo que ellas tienen para decir sobre el mundo, influye en su formación”. El “efecto espejo” y el modelo de rol no es el adecuado entonces, cuentan allí.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.