las12

Viernes, 5 de noviembre de 2010

PANTALLA PLANA

Resorte bien aceitado

Una burócrata bienintencionada y levemente demencial protagoniza Parks & Recreation, la nueva tira de Sony que –con Amy Poehler en el papel principal– promete risas y ¿compromiso cívico?

 Por Guadalupe Treibel

Si la burocracia estatal y los gobiernos locales parecen temas difícilmente abordables desde el humor, una sitcom da por tierra con la premisa y –en plan “sátira civil de la Era Obama”– afila los cañones en un pequeño pueblo norteamericano. Bajo el nombre Parks & Recreation, el show –que estrenó primera temporada este mes en canal Sony–, presenta a Leslie Knope, subdirectora del Departamento de Parques y Recreación de Pawnee, Indiana, una excesiva entusiasta que predica el esfuerzo y la sinceridad como fórmula para la fama (gubernamental), en su afán por llegar al firmamento político de Hillary Clinton, Nancy Pelosi o... Sarah Palin. ¿Dará el espíritu cívico frutos?

En la piel de la ex Saturday Night Live Amy Poehler –que ¡enhorabuena! lidera tira propia–, Knope es una delirante republicana que hace de las reglas estatales una religión, que cree en el sistema como nadie y promete más de la cuenta... De hecho, así dispara el argumento. En una asamblea vecinal, la enfermera Ann Perkins (Rashida Jones) pide que se llene una fosa peligrosa del barrio. Knope redobla la apuesta; jura que el enorme hoyo se volverá un parque. “Lo que escucho cuando me gritan es gente interesándose por mí en voz alta”, remata tras el foro abierto con escueto presentismo pero altas dosis de enojo comunitario.

Es que del desinterés social de la gente y de los mismos empleados del Estado se nutre Parks & Recreation, donde la buenuda de Leslie parece una triste parodia del Quijote de la Mancha persiguiendo molinos de viento. O, en este caso, un parque que a nadie pareciera importarle. Ni siquiera a sus Sancho Panza (léase, el comité para el desarrollo de proyecto): Tom Haverford (Aziz Ansari), su “segundo en mando”, está más interesado en hacer bromas, molestar a Knope y conseguir algún que otro sobornito que en trabajar. Ron Swanson (Nick Offerman), jefe de Leslie, odia al gobierno, ama la autocracia y cree que el Departamento debería ser privatizado. Mark Brendanawicz (Paul Schneider) es un city planner “veterano” que funciona como voz de la conciencia de Knope y ayuda desde –sencillamente– el sentido común.

También está la mamá de Leslie (sólo la mamá, porque “papá vive en el cementerio”), una inescrupulosa política a la que nuestra (anti)heroína admira contra viento y marea. “Es tan respetada como la Madre Teresa, tan poderosa como Stalin y tan hermosa como Margaret Thatcher”, conjuga desde el imposible la bienintencionada Knope, capaz de armar estrategias inexplicables para llevar a cabo su ideal: para evitar preguntas de la comuna, les lee un libro infantil; para recibir un “Sí al parque”, arma encuestas inexplicables con tips del tipo “¿No preferirías tener un parque antes que un depósito de armas nucleares?”. “Lo aprendí de Karl Rove”, dice con sonrisa conquistadora.

Aunque filmada en un formato harto conocido en Estados Unidos gracias a la serie The Office (el mock-documentary con sus cámaras siempre presentes, nunca explicadas; la parodia inexpresiva; los minimonólogos; el contraste entre lo que la gente dice y lo que efectivamente ocurre; la torpeza; el autobombo), Park & Recreation es más que el primo bobo de la tira de Steve Carell. O que 30 Rock, donde la otrora compañera de Poehler –Tina Fey–- pone en la batidora bipartidismo, química y ridículo con resultados cualitativos, siempre.

A su manera, Parks & Recreation tiene todos los elementos para brillar por cuenta propia, empezando por una Amy Poehler que destila el encanto absurdo que le valió estrellitas y fanáticos en su paso por Saturday Night Live. Y aunque su arranque fue empedrado en EE.UU., ya completó su segunda temporada y, a comienzos de 2011, va la tercera, con personajes más delineados que enriquecen una trama sencilla, sin tropiezos, con risas. Y con la rubia debilidad de la comedia yanqui, que siempre da gusto ver en pantalla; más en un rol estelar que gana votos, adeptos y partidarios.

Parks & Recreation se emite todos los sábados a las 23.30 hs. por Sony Entertainment Television.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.