las12

Viernes, 1 de junio de 2012

EL MEGAFONO)))

El mercado se tiene que adaptar a las madres y no las madres al mercado

 Por Mariela Franzosi (*)

La legislación laboral otorga a las mujeres que trabajan una licencia por maternidad de 90 días. El tiempo que la ley otorga a los padres es bastante menor: hoy en día, ellos tienen sólo 2 días: 48 horas de licencia cuando se convierten en padres. Y ni hablar de las parejas del mismo sexo. Por supuesto, no está contemplado en la ley que haya dos madres o dos padres, así como tampoco se contemplan plazos de licencias por adopción, cuando hay embarazos múltiples o de riesgo, o cuando el o la bebé nacen con problemas de salud o sin vida. Tampoco se tiene en cuenta a las monotributistas o autónomas y ni hablar de las que trabajan en negro.

Sabemos que parece mucho pedir una licencia más extensa, pero las cifras demuestran que no es así. Como la tasa de natalidad disminuyó en la Argentina, la cantidad de licencias de las que una mujer puede hacer usufructo a lo largo de su vida laboral no llega a ser significativa (dos o, a lo sumo, tres veces cada una). Y, según cifras publicadas en 2008, las mujeres representan alrededor del 42 por ciento del personal ocupado y sólo el 2,8 por ciento de ellas recibe anualmente la licencia por maternidad.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud, la Sociedad Argentina de Pediatría y hasta el Ministerio de Salud de la Nación determinan que lo óptimo para la salud y nutrición de los recién nacidos es la lactancia materna exclusiva durante sus primeros seis meses de vida.

Amamantar tiene también un valor económico, porque hacerlo es completa y absolutamente gratis, pero las horas que esas mujeres/madres le dedican a esta actividad no. En Noruega, el único país que la considera como una contribución a la economía, el gobierno informa que las madres producen alrededor de 8,2 millones de kilogramos de leche materna por año. Si se le asigna a esa leche el valor que le dan algunos bancos de leche materna, que es de 50 dólares por litro, el valor total de la leche producida por las madres noruegas asciende a una cifra superior a los 400 millones de dólares. Ese dinero, destinado a nutrir niños y niñas noruegos, no sale del bolsillo de ningún gobierno, sino que es generado por esas madres que tienen una licencia por maternidad de 46 semanas (322 días) y que pueden dedicar su tiempo a amamantar, si es que así lo deciden.

A lo largo de las últimas décadas, las mujeres aumentamos exponencialmente nuestra participación en el ámbito público y en el mercado laboral. Pero es necesario cambiar el paradigma de integración, porque el estar en igualdad de condiciones con los hombres no nos vuelve iguales a ellos. Somos diferentes, nos atraviesan los ciclos vitales y es fundamental que sea el mercado laboral el que se adapte a ellos y no nosotras las que debamos adecuarnos a sus reglas.

(*) Integrante de Red de Mujeres Las Casildas y activista por una ampliación de la licencia posnatal.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared