las12

Viernes, 24 de agosto de 2012

ESCENAS

Pasado, eterno retorno

Vuelve, una obra escrita y dirigida por la rosarina Paula Marull, es la historia de Lara y Julián, dos hermanos que vienen de un pueblo de Santa Fe a probar suerte a la gran ciudad.

 Por Sonia Jaroslavsky

Lara se instala en Buenos Aires, es la mayor, y justo cuando está intentando encontrar su rumbo, llega su hermano menor trayéndole el pasado de pueblo que ella quiere dejar atrás. Contrariamente a lo que Lara suponía, la presencia de ese muchachito flaco y tímido, que por momentos la avergüenza, termina siendo un bálsamo reparador cuando vive una situación de abuso al dejarse llevar por un supuesto sueño de princesa porteña que la coloca al borde del abismo. Julián no sólo la ayuda sino que logra que ella se reconcilie con su pasado.

Bajo la idea dramatúrgica de “uno no es lo que recuerda sino lo que puede olvidar”, Paula Marull logra una obra sencilla con sabiduría en su búsqueda y con muy buenas actuaciones, que propone al espectador “estar allí”, en una experiencia muy vívida. Paula explica que la primera imagen del texto, que después trabajó con el dramaturgo Javier Daulte, era la de una chica con una bolsa de consorcio en la mano, haciendo limpieza de su placard de un departamento de estudiantes. Vuelve tiene algo de autobiográfico para ella. La directora, junto a su hermana María (que actúa en la obra), llegó a la Capital a estudiar y trabajar: “Como a los personajes de la obra, nos costó adaptarnos a Buenos Aires y sufrimos mucho el desarraigo en una edad en la que una comparte tanta cotidianidad y referencias. Como trabajamos de modelos, el sufrimiento se acentuó, porque en ese ambiente la gente suele ser más fría y superficial. El universo que se despliega en la obra tiene mucho de las sensaciones y atmósfera que respiramos los primeros años acá”, cuenta.

Lara (María Marull) y Julián (Juan Grandinetti) comparten su crianza en Chañar Ladeado. En el caso de Lara, por muchas razones, preferiría olvidar todo lo allí vivido y empezar de cero. Es engañada por Vicente (Federico Buso), un buscachicas que ofrece dinero y fama, y termina drogándola para prostituirla. El engaño viene de la mano de Anita (Melisa Freund), una amiga de Lara, ya experimentada en el arte de los eventos. Lara confía en ella, quiere pertenecer a su mundo y se deja llevar. La magia viene de la mano de Melina (Florencia Braier), una piba curtida que vive en el mismo edificio que los hermanos y que intentará vincularse con Julián. Ella es la que finalmente, y porque maneja los códigos de la ciudad, puede decodificar la tragedia y enfrenta a Vicente y Anita.

Paula explica que la manera de abordar el trabajo con cada actor tuvo mucho que ver con el personaje: “El humor que tenía el texto, pese a ser una situación bastante dramática, tuvo que ver con ese vínculo que se entabló entre los actores. En el caso de los personajes de Vicente y Anita, la marcación estuvo puesta en algo más corporal, más estereotipado y con una energía más sexual, ya que tienen que estar en un tono bastante disonante con respecto a los otros tres personajes. En cambio Lara, Julián y Melina (la vecina) son personajes más sutiles, que no exteriorizan tanto, más frágiles y emocionales”, explica y responde a la pregunta sobre el interés en abordar el tema del abuso puesto en una muchacha de pueblo. “En general, las chicas que vienen del interior tienen una ingenuidad que las hace más vulnerables. No sólo me refiero al episodio trágico de abuso que relata la obra sino también al abuso en cosas más pequeñas (que también de alguna manera muestra o intenta hacerlo la obra) y menos dañinas.”

Vuelve se presenta todos los viernes a las 23.45 en el Espacio Teatral ElKafka. Lambaré 866. Reservas: 4862-5439. Entradas: $ 60 y $ 40.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared