las12

Viernes, 27 de septiembre de 2013

VISTO Y LEíDO

Poética texturada

El proyecto Estudio Erizo, editorial de libros de arte para personas con discapacidad visual, debuta con su primer envío, Genoveva, escrito e ilustrado por Laura Spivak.

 Por Laura Rosso

Paula Orrego aprendió el oficio de la edición mientras trabajaba como diseñadora gráfica en una de las editoriales independientes más conocidas de Santiago de Chile: Lom Ediciones. Cada libro lo ve como el plano de una casa que se va a construir. “Todas las piezas son sumamente necesarias en la cadena: historia, autor, editor, maquetadores, corrector, cada uno con su aporte es un pilar fundamental”, describe. Un día decidió viajar a Buenos Aires y conoció a Verónica Tejeiro, que estudiaba la carrera de Artes y también despuntaba el vicio editorial. Ambas decidieron darles rienda suelta a sus iniciativas y así fue como acordaron una cita en la que cada una llevaría el libro que más les llamaba la atención, aquel que por alguna razón les fascinara especialmente. Después de un rato de charla, cada una sacó su libro. Paula uno negro y Verónica uno blanco, escritos en tinta y en Braille. “¡Eso fue emocionante!”, coinciden. “A partir de ahí sucedieron distintos hechos que, como señales, nos confirmaban que teníamos que hacer este proyecto juntas.”

El proyecto en cuestión es Estudio Erizo, una editorial con libros ilustrados para personas con discapacidad visual. Para encarar el trabajo, Paula y Verónica empezaron a juntarse semanalmente a darle forma a un primer libro. “La idea era crear libros para la población vidente y no vidente y presentarnos a concursos. Así ganamos el Fondart Regional 2013 –-otorgado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile–, que nos permitió financiar la producción del primer libro. Y en mayo de este año ganamos el Programa IncuBA IX, del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”, repasa Verónica. Apenas termina, conecta con recuerdos infantiles propios. Con su amiga de entonces habían incursionado en la edición artesanal de relatos que escribían juntas o libros de canciones que armaban para divertirse después de la escuela. “Recuerdo la sensación física de estar en el piso con unos libros muy grandes que se llamaban musicuentos, ilustrados y con discos pequeños que combinaban música y relatos. Eso y mis visitas a la biblioteca municipal del barrio me abrieron las puertas del mundo de la literatura.”

Estudio Erizo abre nuevos mundos, incluye e integra a la población no vidente. ¿Qué significaciones tiene esto para ustedes y por qué lo bautizaron así?

Paula: Significa replantear la imagen desde otra perspectiva, imaginar cómo percibe una persona que no tiene imágenes incorporadas o simplemente no ve como los videntes. Con Erizo abrimos una instancia para investigar, descubrir y compartir. Luego de una lista enorme de nombres, elegimos Erizo por las características de ese personaje. Es solitario y laborioso, recorre grandes distancias y es muy silencioso. Y su textura corporal se asemeja a la textura de un libro en Braille.

Verónica: Estudio Erizo es una plataforma de trabajo en la que buscamos articular nuestros distintos intereses –el arte, la literatura, el mundo editorial– y trabajar colaborativamente con distintos actores. Investigamos, creamos, aprendemos constantemente. Como dijo Paula, al pensar un nombre para el proyecto, hicimos una lista de posibilidades y acordamos llamarnos Erizo. Por un lado, es un animal que enseguida invoca el tacto y, por otro lado, es el animal que Derrida elige para referirse a lo poético, que es algo que persigo.

El primer título con el que salen es Genoveva. ¿Particularidades de esta historia y avances de lo que vendrá?

P.: Genoveva cuenta con imágenes simples y poéticas la increíble transformación de una oruga en mariposa. Es un libro original que se caracteriza, fundamentalmente, por la impresión en tinta y en relieve de textos e imágenes, con técnicas adecuadas para la lectura de ambas. Y por este motivo es un libro inclusivo.

V.: Ese es el primer título de la colección que estamos desarrollando, que se llama Naturalia y narra las transformaciones de la naturaleza, algunas muy pequeñas, otras radicales; algunas que duran apenas un instante y otras, mucho tiempo. Los próximos títulos son El mar y las caracolas, un poema sobre la transformación de las caracolas en arena; Pluvia, un relato sobre las formas de la lluvia, y otro sobre el proceso de la polinización que aún no definimos el título.

¿Cuáles son las innovaciones técnicas de impresión de textos e imágenes para no videntes?

V.: La innovación de esta colección está en que proponemos libros ilustrados, con la imagen en relieve. Y eso para nosotras y los artistas que participan con sus ilustraciones es un gran desafío. Tenemos que pensar las imágenes para la lectura táctil, haciendo un dibujo con características muy singulares. Son libros creados por escritores argentinos contemporáneos, no son traducciones o adaptaciones de obras ya editadas.

P.: Son libros producidos con técnicas y materiales adecuados para la lectura de textos –en tinta y Braille–, y las imágenes en relieve con alta calidad editorial. Para eso producimos una imagen en sobrerrelieve, apta para la lectura táctil. Además, la impresión del texto tanto en tinta como en Braille permite que la lectura pueda ser compartida. Queremos que nuestros libros se constituyan en una herramienta para facilitar la inclusión educativa y el acceso a la cultura.

Genoveva fue escrito e ilustrado por Laura Spivak. ¿Cómo fue el encuentro con la autora?

V.: Sabíamos que Laura Spivak tenía unos proyectos de libros ilustrados a partir de su trabajo pictórico. Le propusimos desarrollar alguno de esos libros desde nuestra editorial. Y Genoveva se inscribía en la colección que estábamos desarrollando. Laura se entusiasmó con la idea, y entonces empezamos un arduo trabajo de pensar su obra –en la que el color es fundamental– en relieve y sin color.

P.: La obra de Laura es muy singular, muy potente. En las imágenes de Genoveva, ella investiga desde su propia estética los dibujos al modo de los naturalistas, generando imágenes muy simples y poéticas.

¿Qué suma la editorial de ustedes?

V.: Actualmente no existen libros ilustrados para la población no vidente en nuestro país. El material que se encuentra disponible en el sistema Braille es muy escaso o muy precario. Principalmente son transcripciones de obras de la literatura general y material de estudio de diferentes áreas, editado sobre todo en cuadernillos.

P.: Existen algunas publicaciones periódicas editadas tanto por organizaciones de la sociedad civil como por empresas, pero en este caso sólo son de texto. A su vez hay ediciones de audio-libros o libros electrónicos, lo que demanda tecnología específica que a veces no está disponible y que, además, no satisface la necesidad de material para aprender la lectura táctil. Nuestro proyecto se propone la creación de libros de arte de calidad editorial, pensados y producidos para satisfacer los requerimientos de la lectura táctil y facilitar el acceso de la población no vidente y su entorno a la cultura contemporánea.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Constanza Niscovolos
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.