las12

Viernes, 3 de enero de 2014

MONDO FISHION

Y comieron perdices...

 Por Victoria Lescano

Un jueves de finales de diciembre, la firma de moda DAM y la de calzado Chicco Ruiz (que desde comienzos de 2012 comparten locación en la calle Thames 1780) celebraron su fusión con un cóctel que oficializó el enlace de dos marcas del circuito indie que predican el regreso al artesanato y una producción alejada de los dictámenes de las tendencias y los grandes centros de compras. Para ello, les presento a las protagonistas: Lourdes, diseñadora de Chico Ruiz –una tienda que data de 2009 y en diversas ocasiones confundí con una galería de arte por sus modos de exhibición– y Carola Besasso, precursora del circuito de los comienzos de Palermo con un local que supo tener rescates vintage y también sus primeros diseños con impronta arty en un pequeño y encantador local de Honduras 4700. El jueves 19 de diciembre por la noche y con los primeros atisbos de la ola de calor, ellas vistieron trajes de novia y sus respectivas hijas les arrojaron arroz. En la vereda transcurrió el cóctel con ineludible spritz y donde los carbones de una parrilla crepitaron cual fuegos de artificio.

Tal celebración es la coartada perfecta para indagar en sus discursos de diseño y en los backgrounds de cada una de las diseñadoras que conforman la pareja. Lourdes Chicco Ruiz, creadora de la firma homónima, creció en Santiago del Estero, y cuando se radicó en Buenos Aires estudió calzado con el maestro zapatero Fernando López Bizcaíno (creador de un método que se llama Escuela Bizcaína, y nieto del fundador del Centro Gallego en Buenos Aires). Dice ella sobre su método: “Armo colecciones de pocos modelos, realizo un par por número, por lo cual no repetimos los modelos más de seis veces. No me imagino otro modo de trabajar, si bien quiero crecer y mejorar la producción en forma y en capacidad, nunca podría dejar de seguir de cerca cada pieza”. En relación con los materiales imperantes en sus colecciones –en los exhibidores predomina un tono arts and crafts–, esgrime: “Suelo usar materiales que encuentro y descontextualizo, en ocasiones son antiguos o artesanales. Quiero que mis zapatos sean atemporales. Considero que los modelos se hacen eco de mis raíces santiagueñas, tanto de los paisajes como de los climas, la imagen de mi abuela cosiendo desde un patio mientras mi abuelo cocinaba”.

Carola Besasso, diseñadora de DAM, una firma de moda indie, absolutamente pionera en el circuito de Palermo (empezó a fines de 1990 y en un pequeño y encantador local que funcionaba debajo de su casa) no vacila en afirmar: “Mi manera de trabajar es reflejo de la manera en que quiero vivir. Encontré la felicidad en hacer ropa de la manera en que la hago. DAM es parte de mi familia y cada día agradezco tener este trabajo porque para mí es un lujo poder hacer las cosas de este modo en el mundo actual (corta entre 15 y 20 prendas por semana). Todos los miércoles me reúno con Tere, mi costurera, le muestro los cortes que armé y ella siempre está abierta y dispuesta a recibir cada propuesta. En 2011 incorporé mis propios dibujos en las estampas, ya que mi formación académica es en Artes Visuales. Soy graduada de la Rietveld Academie de Amsterdam, Netherlands, y creo en la impronta personal, por eso no hago ropa masiva. Tampoco adhiero a las modas ni a las corrientes generadas por los mercados”, dice. Desde la mirada y la crítica de moda puedo afirmar que el vestido camisero es un icono de la marca, así también como los soleros con silueta de los años cincuenta –suele recurrir a rescates de telas y hasta de sábanas de antaño para luego resignificarlas–.

El año 2012 marcó su debut en la pasarela (fue en contexto del ciclo “La ciudad de Moda”, donde las modelos llevaron zapatos de Chicco Ruiz y al cierre del desfile Carola prefirió hacer una demostración de su talento para el baile que remitirse a un saludo tradicional).

Haciéndose eco de una muestra propia llamada “El rastro en el rostro”, celebrada en 1997 en el Palais de Glace de Buenos Aires, la cara, el pelo, los peinados se impusieron como los temas alrededor de los cuales indaga su obra; hace algunas temporadas sumó trazos pictóricos y una línea de estampas. Luego sumó el logo de una muñequita estampada en colores diversos que engalana los vestidos de silueta años ’50. “Porque la moldería retro es una constante en DAM.”

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.