las12

Viernes, 19 de diciembre de 2014

ALBUMINA

Atrapada, ¿con o sin salida?

 Por Guadalupe Treibel

Puede que la artista Susan Copich nunca haya puesto la cabeza en el horno, pero –a juzgar por su obra– sin duda lo ha considerado. Como una esclava presa de un Estado totalitario, asfixiada por la cárcel de la cotidianidad familiar, así se autorretrata esta norteamericana, y arma serie al respecto: Domestic Bliss (en castellano, Felicidad Doméstica), un afilado, mordaz y orquestado compendio de imágenes donde la dicha de ser madre y esposa no podría ser más... desdichada. A lágrima viva frente a un vaso caído de leche, dándose un baño con sus dos niñas mientras sostiene un sugerente secador de pelo y ¿amenaza con la electrocución? o a punto de desnucar al caniche-mascota, todo lo recrea la otrora actriz, bailarina y modelo devenida en fotógrafa y, bueno, instructora de pilates.

“La observación social continúa alimentando mi inspiración”, reconoce en su web quien usa “proverbios, modismos y escrituras bíblicas para que la creatividad interior conecte con algo real”. Empero, lo oscuro no quita lo hilarante. O, para el caso, lo reivindicatorio: porque, según S. C., sólo a partir de armar obra pudo volver a protagonizar los retratos familiares. Retratos donde se burla “de los mundos con los que tropieza a diario”. Y de los que escapa elocuentemente, ya sea colocando una soga/horca cerquita del desayuno, tomándose una línea de merca a metros de sus retoños o conquistando a un lover boy mientras las purretas se entretienen... ¡jugando con un arma!

Fanática de Cindy Sherman, residente de un pequeño pueblo –Hillsdale– del estado de Nueva York, Copich cuenta que la serie –recientemente expuesta en una galería neoyorquina– la ha liberado al permitirle “vivir a través de estos personajes, intentando navegar (y, en ocasiones, evitar) ciertos imperativos personales femeninos, así como también aquellos sociales y culturales impuestos por los demás”. Ojo, tampoco desestima el haber podido sacar a relucir los trapitos sucios: “Quería explorar aquellos pensamientos negativos que, a veces, persisten por más tiempo del que una querría, ponerlos a la luz en technicolor”.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.