las12

Viernes, 8 de mayo de 2015

VISTO Y LEIDO

El mundo alucinante

Mi cuaderno de dibujos y viñetas, de la artista Delius, le pone letra, forma y color a un viaje por los estados anímicos de una mujer de cuarenta.

 Por Malena Rey

“Bienvenida a la puerta de tu cabeza”, dice, en estiradas letras cursivas, una de las viñetas incluidas en Mi cuaderno de dibujos y viñetas, de Delius, el alias de María Delia Lozupone, la artista dedicada hace años a traducir su mundo interior en coloridos dibujos. Y esa frase funciona como una invitación muy personal a que buceemos en una serie de imágenes que no por fantásticas son menos representativas de los estados de ánimo salteados, de las inseguridades, de los miedos de una mujer y sus procesos de autoconocimiento: “Tus temores desaparecen cuando conectás con el presente y entendés que puede manejarse”, “no tengas miedo de tu talento”, “¿qué quiero? Quiero ver mis fantasmas pasar”, son otras de las máximas condensadas en estos dibujos, en perfecta sintonía con la caligrafía tan representativa de Delius, con un trazo que también puede leerse como un dibujo.

Realizado a partir de sus cuadernos Moleskine, que fue poblando de criaturas entre 2008 y 2014, la edición reproduce ese mismo formato, con las puntas redondeadas. El criterio de selección es cronológico, y se alimentan tres series: la más específica de “dibujos”, con ilustraciones que evocan sensaciones profundas y ansiedades varias, estados de ánimo cambiantes; la de historietista, con el material que comparte con sus colegas de Chicks on Comics y, dentro de ese mismo género, la que evoca distintos recursos narrativos y visuales en Colombia, el diario de viaje en el que Delius registra hermosamente los puntos altos de su paso por un festival de ese país y los vínculos que fue cosechando allí. Lo que comparten todos sus dibujos es un matiz infantil –dado quizá por el uso estricto del lápiz de color para dibujar y colorear, y por sus enruladas cursivas– y a la vez un pulso bestial, irrefrenable, que lleva a Delius a exteriorizar una serie de monstruos humanoides, o de mujeres fuera de órbita, cuerpos, calaveras y colores superpuestos con letras de canciones. Leídos y mirados en continuado, sus dibujos y viñetas también evocan la transformación de su condición de mujer dada a partir de una serie de experiencias fuertes: la adolescencia como el paraíso perdido, la maternidad y la crianza (“la experiencia más salvaje que tuve en mi vida: dar a luz”, dice Delius en un dibujo), cumplir 40 años, crecer, compartir, conjugar el trabajo y el placer, todos hechos que van en dirección a hacer que se vaya delineando la persona que quiere ser, con sus dificultades y limitaciones. Parte de este proceso también es vivido colectivamente: Chicks on comics es una pequeña plataforma de mujeres dedicadas a la historieta, relacionadas a partir de la creación de viñetas y del diálogo que van estableciendo entre ellas, radicadas en distintos países, del que Delius forma parte desde sus comienzos. “El vínculo con ellas es generacional (de ‘generación’ y de ‘género’ también), y es súper importante para mí, porque es grupal, de intercambio, de acción, de diálogo femenino y artístico. Es un gran espacio, que cuido y atesoro con mi corazón”, explica orgullosa. De un tiempo a esta parte, la historieta –que en los ochenta era una práctica muy masculina– se fue abriendo a las voces y miradas femeninas más o menos estereotipadas según el caso. En ese panorama, el trabajo de Delius es marcadamente personal y original. Su búsqueda está más allá del consumo cultural irónico y de la estigmatización de lo femenino. “Las mujeres que hacen historieta son colegas, referentes, artistas con sensibilidad, buscando o mostrando respuestas; la manera de contar una historia o de dibujar son cosas a las que presto atención. Ese vínculo se da de diferentes maneras, a las que más observo es a las que siento cercanas a mis preguntas y las que me asombran por su estilo. Lo que observo también en una mujer historietista es cómo ha hecho para conciliar arte, trabajo, familia, hijos, estudios y esparcimiento”, agrega reafirmando que su estilo conjuga todos esos mundos, transformándolos en obra.

Mi cuaderno de dibujos y viñetas (Tren en Movimiento Ediciones)

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared