las12

Viernes, 31 de julio de 2015

EL MEGAFONO

La rebelión de Eva

 Por Mara Brawer *

El domingo 26 de julio se cumplieron sesenta y tres años del fallecimiento de Evita y desde el Sector Mujer del Partido Justicialista (PJ) de la Ciudad de Buenos Aires organizamos un encuentro con [email protected] militantes. El plan consistió en que cada [email protected] diera testimonio de lo que ella representó en su vida y en su trayectoria política.

Más allá de los relatos que surgieron, hay algo que quiero destacar de este día y es que gracias a la lucha del movimiento de mujeres y a los cambios estructurales que se lograron en estos últimos años nuestro encuentro dejó de ser para la mirada de los otros “las chicas se reúnen a la hora del té” –por más que sí, efectivamente, tomamos el té– para pasar a entenderse como lo que en verdad fue: una reunión política.

Partimos de una condición que no se discute: existe desigualdad de género y, de una manera u otra, todas las mujeres la sufrimos. Ganamos menos por idéntico trabajo, tenemos doble empleo –dentro y fuera de la casa– y somos nosotras también las víctimas de la violencia que se engendra en una sociedad patriarcal y machista.

La diferencia con el pasado es que antes muchos de estos temas eran invisibles. Hoy, en cambio, hemos logrado llevar la discusión a algunas de estas cuestiones y poner el foco en tantas injusticias. Sabiendo que si queremos un país igualitario todos estos pendientes deben ubicarse en el centro de la agenda política y en el compromiso de toda la sociedad.

“Somos un gobierno amplificador de derechos, de los que fueron arrebatados durante décadas a los argentinos y también generadores de nuevos derechos que parecían imposibles en otras épocas”, dijo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en uno de sus últimos discursos. Retomando sus palabras celebro el hecho de que las mujeres ahora, como nunca antes, estamos mucho más organizadas y seguras de los que nos corresponde. Desde ese lugar, ganado a fuerza de mucho trabajo y militancia, recordamos a Evita como una precursora en la lucha por la igualdad.

Vicky Montenegro, candidata a diputada nacional, contó en el encuentro que durante su infancia, cuando su apropiador la quería maltratar la llamaban “Eva”. Así como se lee: “Eva”. Dicho como un insulto, como lo que no se debe hacer, como la rebelión al orden establecido que hay que censurar.

Es que Evita fue ideales, convicciones, juventud, y fue además una mujer que combatió la lógica que decía que la revolución era incompatible con la condición femenina.

Es por esto que hoy, en un mundo y una Argentina tan distintos a los que Eva Perón conoció, es fundamental que hombres y mujeres se comprometan en esta lucha para que en nuestro país reine el amor y la igualdad.

* Diputada nacional y secretaria de la Mujer del PJ de la Ciudad de Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.