las12

Viernes, 20 de abril de 2007

INUTILISIMO

Espejos por doquier

Hay mil lugares en la casa para poner espejos que siempre multiplican el espacio y la luz, amén de darnos la posibilidad de controlar el peinado, el maquillaje, el atuendo. Asimismo, según la revista Viva Bien (Nº 7 de junio de 1943, $ 0,30), estos cristales recubiertos del lado de adentro por una fina capa metálica “sirven para acentuar los rincones favorables de una habitación e incluso para disimular los negativos, por eso actualmente los tenemos en diversas formas y sus incursiones en la edificación moderna son cada vez más importantes”. No sólo los espejos pueden colgar de la pared, estar fijos en la puerta de un ropero o del botiquín del baño, sino que apropiadamente colocados quiebran la monotonía de distintos tipos de muebles, pueden dar el toque sorprendente y hasta lujoso.

Veamos algunas de las sugerencias de Viva Bien para la ubicación de los espejos:

1

La más clásica pero con un plus: enmarcado acompañando una femenina mesa de toilette vestida con vaporosos volados, pero también cubriendo dicha mesa, en un llamativo juego de reflejos.

2

Si una habitación es oscura se consigue aclararla fijando cuadrados de espejo de bordes biselados, que se fijan con rosetas de cristal en la pared de enfrente opuesta a la ventana.

3

En una puerta vaivén, un borde de espejo en la zona inferior más una corta lámina del mismo material en el lugar correspondiente a la manija crean un detalle moderno y sofisticado.

4

Una bonita novedad: azulejos de espejo para el umbral del lado de adentro de una ventana, que refleje las macetas allí colocadas.

5

En el placard, los estantes transparentes de la parte superior permiten visualizar todos los objetos rápidamente. La funcionalidad se complementa de maravillas con un espejo en el techo.

6

En el cuarto de baño moderno no puede faltar una mesita de dos pisos rodante de espejo para depositar la jabonera, set de pinzas y tijeritas, cremas, cenicero, cajitas de plata y todo lo que haga falta al lado de la bañadera.

7

Si se coloca un espejo para iluminar la mesa del comedor, se pueden poner en la pared cercana un par de estantes haciendo juego con diversos adornos. El borde de la mesa se termina con un gingham, según Viva Bien, “la alegre tela moteada de todos los hogares americanos e ingleses”, que también puede decorar el respaldo y el asiento de las sillas.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared