las12

Viernes, 18 de febrero de 2005

MONDO FISHON

Ella era tan neurótica...

...que hasta que no logró que su chico llevara sobre la piel su nombre, como los perros llevan la chapita con el teléfono, no paró. Que se ponía pesada, pesada, pesada, y chillaba hasta que su marido (jubilado, como ella) soltaba el diario y ponía los bracitos para sostenerle la lana. Que solamente soportaba ver películas de las de llorar, esas con historias románticas de chico-encuentra-chica-le-mete-los-cuernos-pero-después-jura-amor-eterno (bueno, ella es sólo una chica, por qué va a querer ver otra cosa. Por lo demás, todo el mundo sabe que ellos al fílmico sólo lo digieren con abundantes dosis de testosterona). Que no dejaba de acosar a su novio colectivero para que exhibiera bien exhibido el título de propiedad (de su humanidad) a nombre de ella, no fuera cosa que cualquier pasajera chiruza le hiciera ojitos y se lo llevara a la rastra. Que un día estaba tan pero tan cansada de encerar que tiró la chancleta y lo mandó a él de compras al súper (ella se debe haber quedado planchando), pero eso sí, exigiéndole, demandándole, ordenándole, que si tenía pensado caminar por la casa lo hiciera sobre los patines, faltaba más. Que, en medio de la noche (tal vez un arranque hormonal), le daba la loca y lo fletaba al gordo para que paseara al caniche bien paseadito, y nada de volver si -pongámosle– Pompón no hacía todo lo que tenía que hacer, pobrecito, pero que lleve saquito, a ver si se me resfría. Que lo volvía loco. Que lo tenía agarrado de las pestañas, atado de pies y manos, pero bueno, era tan buena la jabru, cocinaba tan bien, se arreglaba tan linda a veces, qué más podía hacer él.

Así, chicas, chicos, dice una cadena de supermercados que son las mujeres argentinas (“las más lindas del mundo”, por eso del esfuerzo, la predisposición genética para estar al servicio del otro, esas cosillas que nos hacen mujeres de bien, bah), a manera de conmovedor elogio para acompañarnos todo el año: en un bonito calendario 2005 repleto de “fotopiropos” ilustrativos de “lo que son capaces de hacer los hombres por las más lindas del mundo”.

Qué lindo, ¿no?

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.