libero

Lunes, 17 de octubre de 2016

FUTBOL › CON UNA ACTUACION INOLVIDABLE DE CAUTERUCCIO, AUTOR DE LOS TRES GOLES, SAN LORENZO DERROTO POR 3-1 A ARSENAL

Gusta, gana, golea y pelea en todos los frentes

El equipo de Aguirre ofreció otra exhibición en Sarandí, con rendimientos individuales altísimos. El domingo recibe a Estudiantes.

 Por Juan José Panno

San Lorenzo tiene los colores del Barcelona, como se sabe. Y le hace honor. Porque juega parecido al club catalán, con un gran respeto por la pelota, con mucha movilidad, con mucho despliegue para la recuperación rápida, con poder de gol y con la ventaja (ayer al menos) de tener enfrente a un rival muy inferior. Frente a esa especie de Leganés, Osasuna o Granada que es Arsenal, el Barsan Lorenzo de Almagro dio una nueva muestra de su gran momento futbolístico y redondeó una victoria clara, contundente, que pudo ser mucho más amplia en las cifras que ese mezquino 3 a 1 final.

San Lorenzo tiene abierto tres frentes (torneo local, Sudamericana y Copa Argentina) y avanza en todos a paso redoblado. En la semana próxima tendrá dos exámenes importantes, dos batallas bravas, porque debe jugar contra Palestino en Chile, por la Sudamericana, y con Estudiantes de La Plata, el líder del campeonato. Pero llegará con la autoestima muy alta y su poder de juego intacto. La prueba de ayer, la de jugar contra Arsenal en el Viaducto, la superó sin inconvenientes. Casi podría decirse que liquidó el partido con las primeras conquistas de Cauteruccio, a los 12m y a los 19m de la primera mitad. Vale la pena detenerse en esos dos goles.

El primero fue así: Cauteruccio abrió para Angeleri volcado al ataque, fue a buscar al vértice del área, recibió la pelota y mostró su ductilidad para pasarla tres veces de pie a pie, en vistosos enganches, desarmando a los centrales de Arsenal, antes de conseguir el espacio necesario para meter el derechazo cruzado, contra un palo.

El segundo fue un clásico gol de contraataque veloz, a la salida de un corner mal ejecutado por Arsenal. Blanco recibió libre más allá de la mitad de la cancha, aguantó un trancazo y casi desde el piso alcanzó a meter el pase para Cauteruccio, que esta vez cruzó el puntinazo al fondo del arco. Un gran gol que contó con la correcta decisión del árbitro Saúl Laverni aplicando la ley de la ventaja, cuando lo faulearon a Blanco. Ya a esa altura habían quedado claramente expuestas las diferencias futbolísticas. Con Ortigoza y Belluschi controlando todo en la zona central, entregado redonda cada pelota; con Mussis como reaseguro defensivo un poco más atrás; con Blanco sobre la izquierda y Cerutti por la derecha como polos de referencia del circuito de toque, San Lorenzo redujo a la nada las intenciones de Arsenal y convirtió a Torrico en un espectador más. Desde adentro, Torrico mantenía la misma tranquilidad que los cuatro mil orgullosos hinchas que San Lorenzo llevó a Sarandí, agradecidos por poder ver a su equipo de visitante.

Cuando Arsenal insinuó una reacción, cuando quiso meterse en el partido en el arranque del segundo período, Cauteruccio completó la tripleta. Recibió de Blanco en el medio del área, giró sin inmutarse por los centrales que se colgaban de sus hombros y como venía mandó la pelota a la red... Ya no quedaba absolutamente nada para discutir y el descuento de Pérez sobre el final es apenas una anécdota más. Después de los cambios ordenados por Aguirre para cuidar a Angeleri, Belluschi y Blanco, San Lorenzo se limitó a tocar y tocar y a agrandar el lucimiento de Ortigoza y Mussis.

No es el Barcelona, pero tiene un aire. Y eso ya es demasiado en el ambiente contaminado del fútbol nacional. Ojalá le dure.


Estadio: Arsenal.

Arbitro: Saúl Laverni.

Goles: 12m Cauteruccio (SL); 19m Cauteruccio (SL); 55m Cauteruccio (SL), 88m R. Pérez (A).

Cambios: 59m Blandi por Blanco (SL), Boghossian por J. Rodríguez (A), 65m Conechny por Belluschi (SL), 66m M. Giménez por Sanabria (A), R. Pérez por Fragapane (A), 73m P. Díaz por Angeleri (SL).



Ortigoza volvió a lucirse en el mediocampo, en tánden con Mussis. Foto Télam

Compartir: 

Twitter
 

Cauteruccio corre a abrazarse con sus compañeros con la boca llena de gol. Pellegrino, en el piso, resignado.
Imagen: Fotobaires
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared