libero

Lunes, 24 de mayo de 2004

FUTBOL › EMPATE CON GUSTO A POCO ENTRE DOS QUE PELEAN

En Mataderos, un punto para cada uno no le hizo bien a ninguno

Chicago y Rafaela igualaron 2-2 y siguen en zona de descenso. Martínez y Tilger marcaron para el local; Forestello y Gandín, para los santafesinos.

Los dos se jugaban gran parte de la permanencia. Sabían que lo único que les servía era una victoria. Por eso salieron decididos a buscar un triunfo, por el que hicieron mucho, aunque el punto fue un castigo para los dos. A ninguno le sirvió el empate, sobre todo porque no le pudieron descontar ventaja a Chacarita, que igualó en el Monumental.
Para Chicago, la sensación era, además, contradictoria. Porque si bien por su condición local y por ser un rival directo sólo le servía ganar, dos veces logró remontar el marcador, una de ellas a cuatro minutos del final. Por eso, en los vestuarios también se mostró esa dicotomía. “El empate no es para descartar porque a nosotros siempre nos sirve sumar”, aseguró el entrenador Leonardo Madelón. “Ellos se metieron atrás y nosotros, en cambio, buscamos los tres puntos en todo el partido y creo que, si tuviera que haber un ganador, debería haber sido Chicago”, indicó el técnico. Por el contrario, el goleador Daniel Tilger no le encontró ningún lado positivo al 2-2. “Chicago perdió dos puntos. Salimos a ganar, luchamos y corrimos mucho, por lo que el empate final no alcanza”, comentó el autor del segundo tanto del conjunto local.
Del otro lado, Osvaldo Piazza también mostró su lamento por haber dejado escapar dos puntos. “Vinimos a ganar, pero el partido se hizo cerrado y luchado. ¿Si nos metimos atrás estando 2-1? Tal vez, pero es fácil hablar con el resultado puesto”, indicó el entrenador, que aclaró que el resultado no lo dejó para nada “satisfecho”, ya que su equipo sigue en descenso directo. Además, Piazza hizo una llamativa autocrítica. “Lo que lamento realmente es haber encontrado tarde el equipo titular, lo que nos impidió lograr mucho antes el repunte que ahora tenemos”, señaló el ex técnico de Independiente.
Más allá del análisis de los entrenadores, el partido fue parejo y atractivo, con el condimento extra que era una cancha en muy mal estado, que propiciaba errores defensivos y situaciones de peligro. Dentro de ese panorama, el juego se planteó con Chicago buscando hacerse dueño de la iniciativa, mientras que los visitantes intentaron ordenarse en el fondo y salir rápido de contragolpe. Además, las posturas se acentuaron cuando Forestello –otra vez ante Chicago– colocó en ventaja a los rafaelinos.
Sin mucho orden, pero con voluntad y ganas, el conjunto de Mataderos se llevó por delante a su rival y lo arrinconó contra su arco, aunque nunca encontró claridad. A esa altura, el partido se jugaba con más corazón que ideas. Llegó el empate de Elvio Martínez y Chicago se fue a buscar la victoria. Sin embargo, un golazo de Darío Gandín parecía que mudaba la alegría para Rafaela. Hasta que César González ejecutó un tiro libre, Tilger desvió la trayectoria y señaló la igualdad definitiva. Así, los dos se lamentaron por un empate que no les sirve.

Compartir: 

Twitter
 

Cesaro y Testa luchan por una pelota dividida en la mitad de la cancha.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared