libero

Lunes, 18 de abril de 2005

FúTBOL › LE GANO 4-0 A UN EQUIPO QUE VENIA GOLPEADO DE BRASIL

River no tuvo piedad con Quilmes

El equipo del Sur llegó al Monumental con la carga de lo sucedido en San Pablo y una sola práctica. Al local le alcanzó con una gran tarde de sus figuras, Marcelo Gallardo, autor de dos golazos, y Luis González, que abrió el marcador con un zurdazo formidable. Ameli marcó el cuarto gol ya en el final. Quilmes salió a jugar con una formación apretada, pero pronto quedó en desventaja y no tuvo con qué reaccionar.

 Por Adrián De Benedictis

Cuando las dudas intentan aparecer para sembrar incertidumbre, nada mejor que una respuesta convincente para alejar cualquier reacción negativa. Eso fue lo que sucedió ayer con River, que volvió a exhibir solidez en su rendimiento para apartar inseguridades. La derrota en Rosario había generado vacilaciones y con la goleada ante Quilmes ahora el conjunto de Núñez vuelve a enderezar el rumbo hacia un nuevo título. La victoria lo mantiene a sólo un punto del líder Central y con posibilidades concretas de llegar a la cima.
El condimento extra que tenía este encuentro estaba relacionado a la semana particular que vivió Quilmes, a partir de la demora en Brasil luego de su participación en la Copa Libertadores. Ese episodio tuvo su incidencia en el rendimiento de sus jugadores, que apenas pudieron realizar una práctica antes de visitar el estadio Monumental. De esa manera, a River le alcanzó con otra buena tarde de sus dos jugadores más desequilibrantes: Marcelo Gallardo y Luis González. Precisamente, ambos convirtieron goles ayer y el primero terminó siendo el más destacado.
Luego de que River comenzara a controlar mejor la pelota en el mediocampo, González apareció en toda su dimensión para marcar el primer tanto del partido. El volante definió de zurda desde afuera del área luego de girar hacia el sector izquierdo, y la pelota ingresó por uno de los ángulos del arco de Pontiroli. Cada vez que el local se acercaba hacia el área rival, el peligro que generaba era constante. Y el segundo grito de River llegó a través de Gallardo, que convirtió con un toque suave después de dejar en el camino al arquero. La jugada la habían iniciado entre González y Fernández.
En Quilmes, el único que buscaba realizar algo diferente era el ex Boca Miguel Caneo, pero no encontraba a alguien que pudiera acompañarlo en sus intenciones. Para colmo, River aumentó la diferencia nuevamente con un gol de Gallardo. El enlace recibió la pelota de Fernández, la controló con el pecho, y luego de que picara le pegó de zurda para vencer a Pontiroli.
Con Quilmes perdido en el segundo tiempo, el equipo local no tuvo inconvenientes para seguir controlando el desarrollo del juego e incluso construyó varias jugadas para extender más la ventaja. Entre esas acciones, el único que acertó en el arco fue el defensor Ameli, quien convirtió luego de que Farías le bajara la pelota de cabeza. La maniobra la inició Sambueza y la continuó González, para el desconcierto de Pontiroli.

River 4
Costanzo; Barzola; Ameli; Tuzzio; Mareque; L.González; Mascherano; Sambueza; Gallardo; G.Fernández; Farías.
DT: Astrada

Quilmes 0
Pontiroli; Vivas; Alayes; Avendaño; Arano; Peñalba; A.Pérez; Galdames; Caneo; Osorio; Bastianini
DT: Alfaro.

Estadio: River.

Arbitro: Horacio Elizondo.

Goles: 16m, L.González (R); 29m y 34m, Gallardo (R); 61m, Ameli (R).

Cambios: 45m, Trullet (5) por A.Pérez (Q) y Benítez (5) por Caneo (Q); 62m, Salas por Farías (R); 66m, Patiño por Gallardo (R) y A.Martínez por Osorio (Q); 69m, Ledesma por L.González (R).

Compartir: 

Twitter
 

Toda la elegancia de Gallardo para convertir su primer tanto en el partido. Luego marco otro golazo de zurda.
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.