libero

Lunes, 8 de mayo de 2006

FúTBOL › BOCA FUE CAMPEON SIN PONERSE COLORADO Y CASI SIN TRANSPIRAR

Crónica de una consagración anunciada

Con goles de Palacio y Palermo, Boca redondeó una clara y merecida victoria que le permitió quedarse con el Clausura cuando todavía queda una fecha. Pese al impresionante aliento de sus hinchas, Independiente ofreció poca resistencia. Los méritos del conjunto de Alfio Basile no pueden discutirse: fue el mejor de un campeonato mediocre.

 Por Juan José Panno

En el tramo final, con el camino allanado por las derrotas y los empates de los otros, Boca saltó con mucha facilidad la última valla, la que le había levantado a centímetros del piso Independiente, y llegó a la meta con una luz tan grande que nadie puede cuestionarle ni la legitimidad ni los méritos. En la 12ª fecha estaba 3 puntos por debajo de River y le quedaban por delante Banfield, Colón en Santa Fe, Arsenal, Vélez en Liniers, Estudiantes e Independiente en Avellaneda. Los barrió a todos: 18 puntos sobre 18 y terminó con 6 puntos de ventaja sobre Lanús y 9 sobre River. El tiro libre que hizo repetir equivocadamente Pezzotta en el partido que Boca jugó con Vélez es, a esta altura, un detalle menor.

El equipo del Coco Basile superó a Independiente con mucha autoridad, demostrando calma para desempeñar el papel que le reservaba la realidad y paciencia para esperar el momento de certificar en la red su mejor nivel. Las figuras de turno fueron Palacio, Gago, Díaz, Palermo, pero, como en todo ese embalaje final, ninguno de los otros bajó demasiado el promedio.

El Cata Díaz se las arregló casi solo para contener el ímpetu juvenil desprovisto de ideas de un rival rengo por la ausencia de Agüero; Gago iluminó el mediocampo densamente poblado de camisetas coloradas y Palacio ganó casi siempre que intentó el desborde y conformó una sociedad letal con Palermo.

El repaso de los dos goles explica dónde se definió el partido. A los 37 minutos, Palacio fue a pelear una pelota que parecía de Charles, la tocó de cabeza hacia atrás para Palermo y fue a buscar la devolución que llegó redondita y lo dejó cara a cara con Ustari. Cuando levantó la cabeza ante la apurada salida del arquero y arqueó el cuerpo, a todos les quedó claro que el gol era una fija. En el segundo, a los 2 minutos del complemento, goleador y asistente cambiaron de roles: Palacio desbordó por la derecha tiró el centro pasado y Palermo cabeceó cómodo a la red. Ustari apenas si pudo hacer un pase de torero para acompañar el recorrido de la pelota, que llegó mansa a la red.

El segundo gol marcó el final anticipado. Partido liquidado. Falcioni hizo cambios, los jugadores –con Machín a la cabeza– pusieron muchas ganas, el balón circuló cerca del área visitante, pero casi ninguno de los avances del cuadro local mosqueó al seguro Abbondanzieri. Como contracara, Boca amenazaba con sus aislados contraataques y de tanto en tanto armaba alguna buena jugada de sucesivos toques que levantaban el entusiasmo de los hinchas visitantes y la calentura de los locales. En realidad, el centro de las broncas de los hinchas de Independiente fue, de punta a punta, Federico Insúa, a quien le cuestionan no haberse quedado en el club (en realidad los dirigentes no compraron su pase) y lo abrumaron con insultos de todos los colores.

Insúa jugó por debajo de lo que había producido una semana atrás, pero se dio el lujo de algunas pisadas y un caño de papi fútbol a Biglia. Esta vez no estuvo Ibarra, uno de los estandartes (nadie olvidará la importancia del golazo que le hizo a Banfield), pero lo reemplazó muy bien Calvo y sí estuvo un ratito Guillermo Barros Schelotto (protagonista clave en el campeonato de la jugada del penal con la que Boca sacó un empate agónico contra River) porque el DT le dio el gusto a una hinchada que pedía su presencia. A la hora de los reconocimientos, los fanas boquenses repartirán aplausos para todos los futbolistas. No deberían olvidarse de Alfio Basile, que en todo este proceso se la jugó siempre y se los chupó a todos.


INDEPENDIENTE-0
Ustari -5
Méndez -4
Abraham-5
Cáceres -5
Alvarez -4
Herrón -4
Machín -6
Buján -4
Biglia -6
Armenteros -5
González -4
DT: Falcioni
BOCA-2
Abbondanzieri -6
Calvo -5
Silvestre -6
Díaz -7
Krupoviesa -5
Battaglia -6
Gago -7
Bilos -6
Insúa -5-
Palacio -8
Palermo -7
DT: Basile

Estadio: Independiente. Arbitro: Daniel Giménez.
Goles: 37m Palacio (B) y 47m Palermo (B).
Cambios: 25m Charles (4) por Cáceres (I); 58m Bruno (5) por Herrón (I); 73m Cardozo por Bilos (B); 75m Ojeda por Buján (I); 85m Guillermo Barros Schelotto por Palacio (B).

Compartir: 

Twitter
 

Battaglia en el alambrado y Abbondanzieri en lo mas alto celebran el titulo con los hinchas boquenses.
Imagen: DANIEL JAYO
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.