libero

Lunes, 21 de septiembre de 2009

FUTBOL › BOCA VOLVIO A SER VULNERABLE EN LA BOMBONERA, PERDIO CON GODOY CRUZ Y EL DT PRESENTO LA RENUNCIA

Basile se despidió en la Bombonera

El entrenador había bromeado en la semana, pero cumplió ayer. Presentó la renuncia tras la derrota ante los mendocinos, aunque Bianchi trataba de convencerlo de lo contrario. El Apertura parece muy lejano y los cálculos se vuelcan a la Libertadores 2010.

 Por Facundo Martínez

“Si no le ganamos a Godoy Cruz, marchamos”, había dicho –un poco en broma y un poco en serio– el entrenador de Boca, Alfio Basile, cuando sorprendió con una conferencia de prensa en Casa Amarilla en la práctica posterior a la derrota y eliminación frente a Vélez por la Copa Sudamericana. Es que, con ese objetivo caído, el único que quedó en pie es el de meterse en la Copa Libertadores 2010, para el que las victorias como local son vitales. Por eso, la derrota de ayer frente a Godoy Cruz por 3-2 es un golpe tremendo para las aspiraciones de Boca, que no pudo descontarle nada de los 12 puntos que lo separan de Central, que por ahora se mete en la Copa. Por eso, anoche, Basile marchó.

Si bien todavía falta mucho por jugar, el panorama de Boca es por lo menos oscuro. Continúa sin aparecer el equipo y las individualidades están lejos de apuntalar una estructura cuyas grietas comienzan a resquebrajarla y prenuncian su derrumbe. Basile no dio en la tecla y lo único que se repite de memoria son los errores de Abbondanzieri, las zonceras del paraguayo Cáceres, la impotencia de Medel –que parece no discernir entre la garra y el juego–, las fallas de los delanteros a la hora de marcar goles. Prueba de esto último son los dos goles frente a los mendocinos: el primero, una carambola que se presta a todo tipo de interpretaciones (ver aparte) y el segundo, una palomita de Medel, luego de un rebote del arquero Ibáñez tras un zurdazo de Insúa. Y eso que Boca generó, por lo menos, una quincena de situaciones más o menos claras.

Boca pasó de ser invencible en la Bombonera a ser completamente vulnerable. En la primera fecha arrancó 2-0 abajo frente a Argentinos, después logró empatar; en la tercera le ganaba por 1-0 a Newell’s, con un gol de Viatri luego de que Marino le bajara la pelota con una mano grosera y evidente que, dicho sea de paso, fue convalidada por el mismo juez de línea, Adrián Rastelli, que ayer convalidó el polémico primer gol de Boca y que por ese error había sido parado precisamente hasta ayer. La derrota de ayer no hace sino acentuar las flaquezas de un equipo que en los últimos meses parece haber tirado a la marchanta su mística ganadora.

Hace falta reacción y trabajo, y el tiempo apremia. Para colmo, sus dos próximos rivales son los peores que le podían tocar en este momento: Estudiantes, uno de los punteros del Apertura, y el escolta Vélez.


Estadio: Boca.

Arbitro: R. Furchi.

Goles: 6m Jara (GC), 36m Salomon (GC), en contra; 55m Medel (B), 78m Higuaín (GC), de penal, 90m Chávez (GC).

Cambios: 46m Marino (6) por Riquelme (B); 64m Chávez (7) por Vega (GC), 68m Torres por rojas (GC), 75m Gaitán por Noir (B), 76m Aguirre por Salomón (GC), 85m Rosada por Insúa (B).

Incidencias: 78m expulsado Medel (B).

Compartir: 

Twitter
 

Riquelme parece estar secándose las lágrimas tras el triunfo de los mendocinos en la Bombonera.
Imagen: DyN
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.