libero

Lunes, 22 de noviembre de 2010

FUTBOL › GRAN FINAL ENTRE RACING Y QUILMES EN AVELLANEDA

Se despertaron en el segundo tiempo

Después de los pobres 45 minutos iniciales, el gol de Cerro y la igualdad inmediata de Hauche armaron un encuentro de ida y vuelta en el que pudo haber ganado cualquiera de los dos equipos.

Racing y Quilmes llegaban con necesidades bien diferentes. Las derrotas de Newell’s y Banfield eran un guiño para que el equipo de Miguel Angel Russo se metiera entre los clasificados para la próxima Libertadores, mientras que Quilmes necesitaba sumar de a tres imperiosamente para animarse a soñar con salvarse del descenso. El contexto era mucho más favorable a Racing, pero mientras el depredador corrió por su cena, la presa corrió por su vida. Con actitud y orden táctico, Quilmes rescató un punto en el Cilindro, donde el local planeaba festejar con toda su gente.

Racing salió con la intención de hacer circular la pelota en el mediocampo, con toques laterales entre Toranzo, Zuculini y Fernández. Sin embargo, Quilmes mostró todo su rigor físico y obligó al local a salir con pelotazos en altos. Cuando promediaban los diez minutos de juego, Cerro salió de contra a toda velocidad y se fue de cara al arco de De Olivera, pero se le escapó la redonda en los últimos metros y no pudo concretar.

El equipo cervecero trató de lastimar por el sector izquierdo y dejó vacía esa zona en defensa. De esta manera, Racing entendió que el negocio estaba en filtrarse por esa banda, pero los centrales de Quilmes llegaron a tiempo para tapar todos los cambios de frente de Moreno. Como el colombiano estuvo lejos de su nivel habitual, el equipo de Russo mostró todas sus limitaciones sin maquillaje, con problemas para recuperar la pelota y para generar circuitos futbolísticos.

Cuando Racing iba por la victoria, Caneo le entregó una pelota a Cerro en la puerta del área. El volante se abrió camino por la derecha y definió cruzado ante la salida De Olivera, para festejar su primer gol en Primera con lágrimas en los ojos. No obstante, la alegría de Quilmes iba a durar poco, ya que Hauche afiló la puntería e igualó para Racing luego de dejar en el camino a Galíndez y definir con el arco vacío. Los últimos minutos fueron a puro vértigo, con Racing buscando la victoria por todos los medios. En tiempo de descuento, el palo derecho de Galíndez le negó el gol del triunfo a Lugüercio, cuando el delantero había recibido en completa soledad, mientras que Cerro lo perdió del otro lado mano a mano con De Olivera. Con el empate consumado, Racing se quedó sin su cena y Quilmes estuvo cerca de salvar su vida.


Estadio: Racing.

Arbitro: Sergio Pezzotta.

Goles: 68m, Cerro (ro (Q); 71m, Hauche (R).

Cambios: 60m, Caneo por Raymonda (Q); 65m, Varela por Torres (Q); 67m, Lugüercio por Zuculini (R); 77m, Hirsig por Garnier (Q).

Compartir: 

Twitter
 

Zuculini lucha con Diego Torres; en el segundo tiempo se pusieron las pilas.
Imagen: Fotobaires
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.