libero

Lunes, 9 de mayo de 2011

FúTBOL › PALERMO Y RIQUELME, AUTORES DE LOS GOLES DE LA VICTORIA ANTE ARGENTINOS

A Boca lo terminan salvando los clásicos

Mouche y Caruzzo se destacaron por sus actuaciones, pero fueron los próceres los que aseguraron el triunfo en un encuentro en el que se repartieron un período cada uno. A Argentinos le faltó contundencia para anotar.

 Por Facundo Martínez

Palermo y Riquelme, los veteranos que el entrenador había sacado de la cancha frente a Independiente, los mismos que generan discordancias en el vestuario, los mismos a los que algunos hinchas les exigen el retiro, aparecieron ayer a lo grande, unidos para darle a Boca un claro triunfo 2–0 ante Argentinos. Una victoria clave con vistas al superclásico del próximo domingo en la Bombonera, donde este Boca errante y ciclotímico se jugará el único objetivo que le queda en pie: vencer a River y, de paso, comprometerlo en la lucha por no perder la categoría.

El goleador dijo presente a los 3 minutos de juego, luego de un desborde y centro-remate de Mouche, en el que el arquero Navarro dio un rebote que Palermo aprovechó con un cabezazo de gnomo, para pasar la pelota entre las piernas del arquero, presagiando la mala tarde que iba a tener Navarro. Argentinos, que llegaba al encuentro con la valla menos vencida del torneo, sintió el golpe y se desordenó a tal punto que parecieron esfumársele las buenas ideas. Salvo el rapidito de Niell, que de tanto en tanto insinuaba peligro, los dirigidos por Troglio terminaron cediendo terreno ante un leve dominio boquense. Muy poco ante el arco de Lucchetti, la mejor un remate-centro de Berardo que dio contra un palo.

Riquelme, de tiro libre, terminó de sentenciar la tarde. Hubo otro error de Navarro, que se quedó parado y sin reacción cuando el volante metió un pelotazo medio bobo que se coló entre los pies de la barrera para el 2-0. Argentinos reclamó, como si se tratara de un tiro indirecto, pero Loustau, quien nunca había levantado la mano, señaló el saque del medio. Navarro reclamó a los gritos y se llevó una amarilla. Los hinchas locales comenzaron a repudiar cada fallo posterior del árbitro, quien, para peor, no cobró un claro penal de Somoza sobre Hernández.

Boca dominaba y estaba a tiro del tercero, pero Palermo ya no era el del comienzo y Mouche –que fue de lo mejorcito– no la terminaba bien cuando encaraba solo; lo mismo le pasaba a Chávez. Además, Riquelme dejó de entrar en juego, anticipándose al cambio que pidió en el descanso por una molestia en el aductor.

En la segunda parte, cuando Boca se abroqueló atrás para aguantar el resultado, la idea era liquidarlo de contraataque. Pero Argentinos creció en ambición y se animó a jugar en campo de rival, arriesgándose al vértigo del contraataque, la mayoría de los cuales Boca no resolvió bien. Troglio no quería resignarse y movió jugadores y esquema para ser más punzante. Los ingresos de Oberman, Vargas y Romero le dieron más peso ofensivo, pero entonces apareció Caruzzo para dar tranquilidad en la defensa boquense y permitirle a Boca disfrutar de un merecido triunfo.


Estadio: Argentinos.

Arbitro: Patricio Loustau.

Goles: 3m, Palermo (B); 21m, Riquelme (B).

Cambios: 46m, Oberman (6) por Bogado (A) y Erviti (5) por Riquelme (B); 59m, Romero por Rius (A); 74m, Vargas por Berardo (A) y Viatri por Palermo (B); 88m, Noir por Mouche (B).

Compartir: 

Twitter
 

Palermo acaba de empujar la pelota con la cabeza para abrir el marcador en La Paternal.
Imagen: Julio Martín Mancini
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.