libero

Lunes, 28 de mayo de 2012

FúTBOL › GODOY CRUZ LE DIO MUCHAS VENTAJAS Y LA VICTORIA FUE UN PASEO

Con Riquelme, Boca lo ganó al trotecito

El astro dio los tres pases para los goles de Insaurralde, Cvitanich y Mouche, ante un rival muy blando, y condujo al equipo de Falcioni al éxito. Ahora hay tres puntos de ventaja sobre Tigre, pero Arsenal puede ponerse hoy a uno.

 Por Ariel Greco

Casi sin proponérselo, Boca está cerca del bicampeonato. En un certamen que mira de reojo, el equipo de Falcioni lleva tres puntos de ventaja –Arsenal se le puede acercar a uno– y ayer dio otro paso ante un tímido Godoy Cruz, al que también se sacó de encima con llamativa facilidad.

Difícilmente a Boca se le presente un compromiso más sencillo que la dificultad que le planteó Godoy Cruz. Con una defensa de tres hombres muy lenta, un mediocampo livianito casi sin hombres de marca y poco compromiso para la pelea, el conjunto mendocino fue una mala copia de aquel buen equipo que conducía Asad. Entonces, Boca no lo desaprovechó. Con Riquelme libre, a espaldas de Olmedo, encontró la primera ventaja. Del resto se encargó la precisión del conductor. Los segundos que le daba Godoy Cruz le alcanzaban para elegir la mejor opción: a espaldas de los laterales encontraba a la derecha a Rivero y a Mouche; del otro lado aparecían Clemente y Erviti. Y con eso era más que suficiente para crear situaciones de gol, porque los zagueros no llegaban nunca a cruzar con los receptores.

De esa forma, el gol no iba a tardar en llegar. Fue de pelota parada, con un tiro libre perfecto de Riquelme para la entrada de Insaurralde, que anticipó la mala salida de Ibáñez y lo venció de cabeza. Pero podía haber sido tres o cuatro veces antes, u otro tanto un rato después. Cada vez que aceleraba, Boca quedaba en posición de gol. La única mancha del equipo de Falcioni pasaba por la izquierda de su defensa, donde Ceballos lastimaba con su posición entre Erviti y Clemente. Incluso por ahí pudo llegar la igualdad en un descuido, pero el lateral mendocino cayó ante un cierre de Insaurralde, que Pompei podría haber cobrado penal sin que hubieran mayores discusiones.

Pero antes de que la señal de alarma saltara, Boca encontró el segundo gol y disipó cualquier duda. Mouche buscó por el segundo palo a Riquelme, que le regaló el tanto a Cvitanich, quien llegaba por el medio. Esta vez la conexión fue perfecta, ya que en la jugada anterior el pase de Román había sido apenas largo y el delantero no había podido definir.

Con la serenidad del 2-0, Boca manejó el segundo tiempo a su antojo. Movió la pelota al compás de Riquelme, generó ocasiones con las corridas de Mouche y cuidó jugadores pensando en el cargado calendario que se le viene. Y sobre el final le puso el broche al resultado con el tercer pase gol de Riquelme, ahora para Mouche (adelantado), que paró la pelota y definió ante la salida de Ibáñez. Por eso, de la misma forma en que pelea el título casi sin proponérselo, Boca goleó a Godoy Cruz por decantación. Habrá que ver si le alcanza para dar la vuelta olímpica.


Estadio: Boca.

Arbitro: Juan Pablo Pompei.

Goles: 13m Insaurralde (B); 40m Cvitanich (B); 83m, Mouche (B).

Cambios: 40m Chávez (4) por Rivero (B); 54m Cabrera (5) por S. López (GC); 67m Torres por Ceballos (GC); 71m Sánchez Miño por Erviti (B); 72m Erbes por Somoza (B); 74m Caruso por Castillón (GC).

Compartir: 

Twitter
 

Riquelme volvió a destacarse en el triunfo de Boca, esta vez con tres asistencias.
Imagen: Julio Martín Mancini
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.