libero

Lunes, 15 de julio de 2013

FúTBOL › CUMPLIDA LA PRIMERA MITAD DEL RECESO, SON MáS LOS JUGADORES QUE SE FUERON QUE LOS QUE VAN LLEGANDO

Buenas intenciones y pocas incorporaciones

Algunas consideraciones para comenzar a analizar el próximo torneo Inicial. Los que se fueron, los escasos refuerzos confirmados; las prioridades de los clubes, la Sudamericana; las obligaciones de Boca y de River; el nuevo Newell’s.

 Por Daniel Guiñazú

A tres semanas del comienzo del torneo Inicial 2013, el mercado de pases se mueve con la misma agilidad que una manada de elefantes. Entre el poco efectivo que manejan las tesorerías de los veinte equipos de Primera y los contratos a valor dólar blue que exigen los jugadores y sus voraces representantes, es lógico que las operaciones hayan sido pocas y que ninguna haya movido el amperímetro. Los planteles de pretemporada están en proceso de lento armado. Pero igualmente, en la mitad del receso invernal, pueden trazarse algunas líneas de análisis a cuenta de lo que habrá de suceder desde el primer fin de semana de agosto. Sin ser demasiado optimistas. Más allá de algunas idas y venidas, se siguen yendo los mejores jugadores, cuesta reponerlos y entonces será cada vez más difícil poder ver buen fútbol con continuidad.

En principio, una certeza: la Copa Sudamericana, que también arrancará en agosto, hará más ruido que otras veces. La jugarán River, San Lorenzo (que se eliminarán entre sí en la primera fase), Racing, Lanús, Vélez y Belgrano de Córdoba. Y de ese sexteto, al menos cinco equipos se tirarán a ganarla. Salvo los cordobeses, que por primera vez en su historia intervendrán en un torneo internacional, los cinco clubes restantes le pondrán muchas fichas a la copa continental del segundo semestre, sin descuidar el campeonato local.

Por su naturaleza más breve (alcanzan apenas 10 partidos para ganar la Copa Sudamericana, en contraposición con los 14 o 16 que demanda la Libertadores), es posible apostar por los dos frentes. Mucho más si se tiene en cuenta que el campeón de la Sudamericana se clasificará la primera fase de la Libertadores 2014. Por eso sería un error relegar de antemano a River, San Lorenzo, Vélez, Racing y Lanús. Además tienen planteles nutridos como para atreverse a soñar por partida doble. Sobre todo San Lorenzo, que hasta aquí ha sido el que más y mejor ha comprado.

El respaldo de Marcelo Tinelli ha convencido al arquero Cristian Alvarez, los defensores Fabricio Fontanini y Emanuel Mas, los volantes Fernando Elizari y Juan Ignacio Cavallaro, y al delantero uruguayo Martín Cauteruccio de que no hay mejor idea hoy en el fútbol argentino que ponerse la camiseta azulgrana. Si a estas incorporaciones de cierto peso se les suman el regreso de Néstor Ortigoza y la continuidad de Ignacio Piatti y de la base juvenil (Verón, Correa, Navarro) que el técnico Juan Antonio Pizzi conformó en el último torneo Final, el escenario queda armado: salvo una hecatombe futbolística, San Lorenzo será uno de los grandes protagonistas del semestre.

River, por su parte, tratará de mejorar lo hecho hasta aquí. Volvió Osmar Ferreyra para ser uno de los volantes por la izquierda y, con la llegada inminente desde Paraguay de Jonathan Fabbro, Ramón Díaz tendrá en pleno invierno el enganche que había pedido en el verano, y acaso el armador que le faltó en el primer tramo del año. Si se sumaran Teo Gutiérrez o Ignacio Scocco en el ataque y regresara Juan Manuel Iturbe, de animador, River pasará a ser otro gran candidato a llevarse todo, el campeonato y la Copa. Con esos jugadores no se puede ir por menos.

Racing, hasta aquí, ha traído un arquero suplente (Nelson Ibáñez), un lateral derecho (Ismael Quilez) y al uruguayo Mario Regueiro desde Lanús para potenciar su ofensiva, y esta semana espera cerrar trato con el colombiano Fabián Vargas. Pero la clave de todo pasa por saber si podrá retener a sus joyas al menos seis meses más. La idea es negociar a Rodrigo de Paul, pero quedárselo hasta diciembre. Pero también se escuchan ofertas por Luciano Vietto, Ricardo Centurión y Luis Fariña. Con tres de los cuatro en la cancha o los cuatro, más el posible retorno desde Portugal de Valentín Viola, la Academia debería jugar mejor y ser mucho más regular de lo que ha sido hasta aquí. Hay material como para ir a más en los dos frentes.

¿Y Boca? Quizá sea la gran incógnita del semestre. Deberá jugarse a fondo a ganar el torneo Inicial para borrar su malísima primera parte del año y entrar en la Copa de 2014. Tiene a su favor la doble actividad de sus principales competidores, por lo menos de arranque. Y que Riquelme está haciendo una pretemporada sin sobresaltos físicos. Con Román bien puesto para jugar todos los domingos, con una buena inserción del Cata Díaz en la defensa y de Emanuel Gigliotti en el centro del ataque, tal vez con Fernando Gago en la mitad de la cancha, y con un repunte fuerte en el nivel de sus individualidades, Boca debería conseguir la solidez, el volumen de juego y la confiabilidad que no tuvo de enero a junio. Si no fuera así y los malos resultados volvieran a repetirse, la cabeza de Carlos Bianchi será la primera en rodar, por más historia y espalda que tenga.

Vélez se desprendió de Gino Peruzzi (Sunderland) y de Facundo Ferreyra (Shakthar Donetsk de Ucrania) para financiarse. Con ese dinero fresco pulsea con Boca por Gago y ayer cerró el regreso desde Italia de Mauro Zárate, un hijo pródigo, pero díscolo. El equipo de Ricardo Gareca es otro de los que necesita lavarse la cara luego de un primer semestre decepcionante. Apuntará a ganar una de sus dos competencias para poder volver a la Copa.

Newell’s, el último campeón, ya no tendrá a Gerardo Martino dirigiendo desde el banco, tampoco a Scocco comandando el ataque y, tal vez, a Gabriel Heinze como referente de la defensa. Las bajas son importantes y habrá que ver si con Alfredo Berti, el nuevo técnico, mantiene el alto nivel que tuvo hasta hace unos días, o juega a otra cosa.

Lanús, a su vez, tuvo que desprenderse de Guido Pizarro, pero potenció su media cancha con las incorporaciones de Leandro Somoza y Jorge Ortiz, la defensa con Matías Martínez y el ataque con el retorno de Lautaro Acosta. Luego de arrimar en los dos torneos de la temporada pasada sin poderlos ganar, el equipo de los mellizos Barros Schelotto buscará algo bastante más reconfortante que una buena campaña.

Compartir: 

Twitter
 

Los refuerzos de San Lorenzo posan para la presentación en Cardales.
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.