libero

Lunes, 7 de octubre de 2013

FUTBOL › RIVER LA FALTA DE EFICACIA EN LA DEFINICION LO PRIVO DEL EMPATE

Falló cuando pudo facturar

Con Teo Gutiérrez tirándose atrás para armar más que para anotar, River sufrió la escasez de pimienta frente a Orion, que le costó caro. La debacle de Lanzini en la segunda mitad también conspiró. Con Ledesma no alcanzó.

 Por Adrián De Benedictis

Las fallas en el momento de definir frente al arco rival le impidieron a River sumar al menos un punto ante su enemigo máximo. Si bien fueron muchos los hombres que quedaron ante Agustín Orion para poder desnivelar, no tuvieron la precisión necesaria para conseguirlo. Y a diferencia de otras presentaciones, el local padeció varios desajustes defensivos que también tuvieron incidencia en la derrota.

El colombiano Gutiérrez no es un delantero de área clásico, y su tendencia es salir de esa zona para participar en la creación del juego. Esa parte la hizo bien, juntándose con Lanzini y habilitando a Andrada o al volante que llegara por sorpresa, pero eso también perjudicó a River, que careció de un hombre fijo que exigiera a los centrales rivales. Cuando se recostó sobre la derecha superó con continuidad a Zárate, y cuando fue a la izquierda no tuvo el mismo protagonismo. La chance más clara para marcar, con un cabezazo, fue evitada por el arquero.

Lanzini comenzó el duelo convirtiéndose en el dueño de los ataques de River, lanzándose hacia adelante con velocidad y precisión en el toque de la pelota. Su nivel bajó mucho en la segunda mitad y el equipo lo sintió. Cuando pudo haber convertido tampoco acertó: primero no acertó ante el arquero, después desvió su cabezazo, y en la tercera nuevamente no superó la presencia de Orion.

Otro que tampoco mantuvo el nivel de la primera parte fue el capitán Cristian Ledesma. El volante central se adueñó de esa zona de la cancha rompiendo el circuito de Boca, y descargando rápido la pelota hacia los costados. El esfuerzo físico que había hecho no lo pudo sostener, y se lo vio fatigado en la media hora final, cuando River era un desconcierto. Carbonero aportó su despliegue por la franja derecha del mediocampo y no podía ser detenido ni por Sánchez Miño ni por Zárate. Cuando combinó con Gutiérrez lo hicieron bien y el local tuvo profundidad. En ese lapso pudo haber marcado pero remató desviado. El ex Arsenal perdió incidencia con el correr de los minutos, y finalizó el encuentro envuelto en la confusión. Barovero sigue demostrando que está atravesando un gran presente y cuando fue exigido con seriedad respondió. Primero ante un remate de Sánchez Miño, y más tarde en una doble tapada ante el propio Sánchez Miño y Gigliotti. En el gol no tuvo responsabilidad.

River tuvo una modificación táctica para el segundo tiempo, cuando corrió a Mercado al centro de la defensa y ubicó a Ponzio en el lateral. Como Mercado era uno de los que se mostraba como salida permanente, River no aprovechó eso en el complemento, ya que Ponzio no tuvo la misma presencia y pasó pocas veces la mitad de la cancha. Mercado también estuvo cerca del gol: con un cabezazo que salió al lado del palo y con otro derechazo que tapó el arquero.

Los marcadores centrales del local, Maidana –jugó sólo un tiempo– y Balanta, respondieron cuando se plantaron en la puerta del área y no tuvieron las mismas consecuencias cuando salieron a cortar más lejos. Maidana se dejó anticipar por Gigliotti en el gol del delantero, y el colombiano aportó desorden en el final y cometió faltas innecesarias. Vangioni no detuvo a Martínez cuando éste lanzó el centro para el gol, y cuando buscó en ataque casi termina en el empate de Mora, pero el palo lo evitó. Rojas fue el más flojo del equipo, con lentitud y falta de ideas, mientras que Ferreyra ingresó para tener precisión en los envíos al área pero pocas veces lo consiguió. El público reconoció lo que habían brindado los jugadores, y a pesar del dolor, los despidió con aplausos.

Compartir: 

Twitter
 

Carbonero se toma la cabeza luego de desperdiciar una chance frente al arco de Boca.
Imagen: Gonzalo Martínez
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.