libero

Lunes, 18 de noviembre de 2013

FUTBOL › LA SELECCION ARGENTINA DESPIDE 2013

A remendar la imagen

Frente a Bosnia, en Saint Louis, para dejar atrás el pobre papel del viernes ante Ecuador, buscando un funcionamiento atractivo sin Lionel Messi. Siete cambios en el equipo titular.

Después del pobre rendimiento que mostró el viernes ante Ecuador, la Selección Argentina despedirá el 2013 ante Bosnia, en un estadio de béisbol, en Saint Louis (Estados Unidos), transformado para la ocasión, con Sergio Romero como arquero y siete cambios para intentar culminar el año con un triunfo.

Sin Lionel Messi, ausente por lesión, el equipo argentino bajó notablemente el nivel. El entrenador Alejandro Sabella, pese a la baja de su capitán, intentó mantener el esquema de juego con un 4-3-3, pero rápidamente se dio cuenta de que cuando Messi no está en el campo, sus rivales no toman los mismos recaudos y liberan jugadores para la ofensiva, por lo que decidió alternar a un 4-4-2 más conservador, porque Ecuador le generó muchísimas preocupaciones, sobre todo por los costados.

“Estos partidos sirven para todo, para seguir sumando minutos, confianza y conocimiento con los compañeros, todo sirve”, señaló Ezequiel Lavezzi, uno de los que saldrán del equipo tras la fallida actuación contra Ecuador. “Nos complicamos, en realidad, cuando cambiamos de esquema, cuando pasamos al 4-4-2 es como que corríamos demasiado y no podíamos encontrarle la vuelta al partido, pero en el segundo tiempo nos paramos bien, seguimos jugando 4-4-2 y la verdad es que ahí hicimos un gran partido”, cerró.

Sabella sostendrá a su arquero favorito, Sergio Romero, para que gane minutos de fútbol pues no tiene actividad oficial en su club, el Mónaco, donde es suplente. Pero sí habrá cambios en la formación, en todas las líneas. Siete futbolistas que no fueron titulares en el partido en New Jersey serán parte del equipo esta noche. Romero, Mascherano, Di María y uno de los zagueros, Fernández o Garay, son los intocables.

La defensa incluirá la presencia de los laterales habitualmente titulares, Pablo Zabaleta y Marcos Rojo, mientras que Nicolás Otamendi, convocado nuevamente después de mucho tiempo, será uno de los zagueros centrales. Otamendi fue el autor del primer gol de la era Sabella, el 2 de septiembre de 2011 ante Venezuela (1-0), en un amistoso jugado en la India, pero luego nunca más fue citado hasta esta gira.

En el medio, el entrenador podría analizar a Lucas Biglia en lugar de Ever Banega en el puesto del lesionado Fernando Gago, y a Augusto Fernández o Erik Lamela por la derecha, mientras que en el ataque, todo indica que Sergio Agüero y Rodrigo Palacio jugarán de entrada.

Bosnia viene de clasificarse por primera vez a un Mundial tras acreditarse el Grupo G de las Eliminatorias de Europa por diferencia de gol respecto a Grecia, y cuenta con sus mejores figuras para este compromiso. El goleador Edin Dzeko, compañero de Agüero y Zabaleta en el Manchester City, y el talentoso volante Miralem Pjanic, de la Roma, son las principales armas de la ofensiva y será una prueba interesante para la defensa argentina, la zona más cuestionada por los hinchas.

Además, será de la partida el delantero Vedad Ibisevic, del Stuttgart, de Alemania, y autor del gol de la clasificación, que conoce mucho la ciudad de Saint Louis porque allí residió de joven tras la guerra de Bosnia y jugó en la universidad local; la ciudad concentra la mayor cantidad de bosnios fuera de su país.

Compartir: 

Twitter
 

“Estos partidos sirven para todos”, opinó Ezequiel Lavezzi, que irá al banco.
Imagen: EFE
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.