libero

Lunes, 6 de enero de 2014

FúTBOL › EL OBJETIVO DE INDEPENDIENTE

Primero, ascender

“Sería un orgullo dirigir a Independiente en Primera, pero vamos de a poco, no me adelanto a nada”, sostuvo el entrenador Omar De Felippe, quien adelantó que el partido ante Racing lo tomará como parte de la “preparación” de pretemporada. Independiente ocupa uno de los puestos de ascenso en el torneo de la Primera B, que se reanuda a comienzos de febrero, detrás de Banfield y de Defensa y Justicia.

De Felippe advirtió lo difícil que es la segunda parte del Nacional B, “porque son los puntos que definen el ascenso” y “hay equipos que no anduvieron bien en la primera fase y van a andar bien en la segunda. Además –resaltó– tenemos varios partidos de visitante, así que vamos a trabajar para mantener la posición que tenemos”.

El entrenador de Banfield, Matías Almeyda, aseguró que no le “preocupa que se acerque Independiente” en la tabla. “Es un buen equipo, que levantó sobre el final de la primera rueda y cuenta con un técnico (De Felippe) de experiencia. De movida se entendía que debe estar entre los primeros.”

Consultado sobre el clásico ante Racing, que se jugará el 13 de enero en Mar del Plata, De Felippe advirtió que la prioridad es la preparación del equipo en la pretemporada, al punto de pedir “no crear locuras alrededor de este partido”.

“El objetivo claro es el ascenso. Segundo, lo tomo como un partido de preparación; obviamente que nos gusta ganar, pero no me vuelvo loco, no me desespero. Sí me gustaría que todo el mundo pueda disfrutar de ese lindo partido”, señaló. El entrenador también aclaró que no arriesgará a ningún jugador a que se lesione en ese encuentro, así que verá con qué jugadores afrontará el clásico.

Por otra parte, De Felippe bajó el tono al tema de Julián Velázquez, quien se había pronunciado a favor de cambiar de aire. “Vamos a hablar. Lo vi laburar muy bien. Lo tenemos que ayudar a que esté tranquilo, todo llega a su debido tiempo”, señaló.

Velázquez se sumó el sábado a la pretemporada de Independiente tras faltar al primer entrenamiento del viernes, y afirmó que su futuro en el club de Avellaneda es incierto. “Mis representantes están en permanente contacto con (Javier) Cantero y están analizando la renovación como una posible venta. Estos días van a ser fundamentales para mi futuro”, confió. “Hay muchas cosas que me pasaron en el club que no se saben. Quiero cumplir mi contrato y ver cómo siguen las cosas. Pero las ganas de ser transferido están, necesito un cambio de aire. Me seduce más la posibilidad de emigrar. Pero tiene que ser una operación que nos sirva tanto a mí como al club.”

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.