libero

Lunes, 22 de junio de 2015

FúTBOL › LA SELECCIóN YA TIENE RIVAL PARA CUARTOS DE FINAL

Colombia es el rival, pero el rendimiento será la clave

El equipo de Pekerman entró tercero en su grupo después de haber marcado sólo un gol en tres partidos, pero la Argentina mostró flancos descubiertos en la fase previa, fallas que tiene que solucionar para aspirar al título.

 Por Juan José Panno

Más allá de cualquier especulación sobre el rival, lo que de verdad importa es saber si el equipo argentino da la talla; si la suma de sus brillantes individualidades deja como resultado un equipo; si se consiguen espantar los fantasmas que han aparecido en las últimas dos victorias, después del inesperado 2-2 contra los paraguayos.

El equipo del Tata Martino, como todos los que disputan este campeonato –incluido Chile, el gran favorito– ha tenido luces y sombras. Consiguió el objetivo que se había trazado, el de terminar primero en el grupo, está invicto, pero sufrió demasiado en los finales de los tres partidos y opacó lo bueno que había construido en los primeros tiempos.

En el balance de la primera fase quedan puntos a favor:

1) La inclusión de Javier Pastore permitió una buena circulación de pelota frente a rivales que tenían como objetivo principal, precisamente, interrumpir esos circuitos. Pastore fue decisivo, además en el inicio de la jugada que terminó en la red de Muslera en el difícil encuentro contra Uruguay. La presencia del ex jugador de Huracán como titular deja un mensaje muy claro del entrenador acerca de a qué cosa pretende jugar. No es un dato menor.

2) La capacidad goleadora de Agüero, quien mostró una recuperación física notable en relación al estado que mostraba en el último Mundial. El gol que convirtió contra los uruguayos es una síntesis de su calidad intacta.

3) Los destellos de Messi, siempre importantes aunque no se hayan traducido en goles y aparezcan a la vista de todos como una sombra de lo que se está acostumbrado a verle en el Barcelona. José Pekerman debe estar muy preocupado por tenerlo enfrente, lo que lo obliga al tejido de una red de contención que le quitará juego a los suyos.

4) Algunas intervenciones del arquero Sergio Romero, dando seguridad en momentos complicados del partido clave ante Uruguay.

5) El respeto por la pelota que mostraron todos y que permitió redondear pasajes de lujo como los exhibidos en la primera mitad del debut contra los paraguayos. Todos los rivales no pasaron de la mitad de la cancha y recién cambiaron su plan cuando se vieron en desventaja.

También quedan puntos en contra:

1) Los cambios realizados por el entrenador. Contra Paraguay puso a Tevez e Higuaín cuando parecía más aconsejable meter a uno solo de los dos, ya que en el momento de las variantes los rivales se habían soltado y empezaban a apuntarle a Romero. Tampoco se entiende muy bien por qué el DT eligió sacar a Pastore como primer cambio y mucho menos en circunstancias en que se precisaba posesión de pelota como fórmula para contener a los adversarios.

2) La falta de precisión para definir las situaciones que se generan. Se pueden hablar de mala suerte en jugadas en las que la pelota pega en los palos, pero la mala puntería en el último toque es un dato irrefutable: 46 tiros al arco, 4 goles. Los delanteros y volantes ofensivos parecen deprimirse cuando no se resuelven las llegadas y eso repercute en las otras líneas.

3) La inseguridad de los defensores. En primer lugar de la lista está Roncaglia, pero las generales de la ley les caben también a Zabaleta, Rojo, Garay, Otamendi y Demichelis, en los momentos en que los rivales salen a presionar arriba. Parecen obnubilarse, se apuran, rechazan a cualquier parte o intentan salir jugando del mismo modo que lo hacían cuando los contrarios esperaban parados en la mitad de la cancha.

4) La merma física que está íntimamente relacionada con los bajones anímicos. Están cansados y lo sienten mucho más cuando dejan de tener contacto permanente con la pelotita.

Viene Colombia. Que entró medio por la ventana, convirtió un gol apenas en 270 minutos y no mostró gran cosa, pero igual no va a ser fácil. Si Argentina mantiene la regularidad esperada, si Martino ajusta algunas tuercas, si Messi se pone pilas larga vida las chances de pasar van a ser mucho mayores.

Compartir: 

Twitter
 

Copa América
El ómnibus de la Selección Argentina abandona el sitio en el que celebraron el Día del Padre. Los jugadores tuvieron un día de relax y conocieron al próximo rival.
Imagen: Fotos DyN
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.