libero

Lunes, 3 de agosto de 2015

FúTBOL › SIETE GOLES Y MUCHA EMOCIóN EN UN PARTIDO CON VARIOS MATICES CAMBIANTES

Unión le pegó cuatro gritos a Boca en su casa

Boca y San Lorenzo con 40, River con 37 y un partido menos. Así quedó la tabla luego de la inesperada caída de los boquenses ante Unión por 4-3. La expulsión de Orion fue decisiva para cambiar el desarrollo del juego.

 Por Juan José Panno

Los de Unión lo vivieron como una gran hazaña; los de Boca, como una tremenda frustración; los de River y San Lorenzo como una gran alegría porque Boca no se despega; Daniel Díaz como un día negro; Orion como un llamado de alerta porque muchos hinchas lo silbaron cuando se fue expulsado; Sara, como una jornada agridulce porque el gusto por los cariñosos aplausos cuando entró se mezcló con los cuatro goles que se comió; Tevez como otro partido más en el que hay que dejar el alma en la cancha; Gamba como el inolvidable día en el que marcó en la Bombonera repleta el cuarto gol, sobre la hora, de un partido que terminó 4-3. Todos lo vivieron intensamente, pero los que más lo disfrutaron fueron los neutrales. Siete goles, muchas llegadas de los dos lados y un marcador incierto hasta el último instante no son cosas de todos los días.

La clave principal para entender un extraño duelo se puede encontrar en la expulsión de Orion, sobre la mitad del período inicial. Hasta ahí Boca ganaba 1-0, sin sobresaltos (centro de Palacios, mal rechazo de García Guereño y remate de Calleri, libre), y parecía encaminarse hacia un triunfo cómodo en un anochecer tranquilo. Pero en un ataque aislado le metieron un buen pase a Gamba, el arquero de Boca salió con vehemencia, el de Unión llegó antes a la pelota y la punteó hacia afuera y el arquero, lanzado en velocidad, se lo llevó puesto. Inicialmente Baliño no lo cobró, pero después desde afuera le dieron la precisa. Penal, roja para Orion, cambio de Sara por Palacios, que estaba jugando bien y gol de Malcorra.

Boca no midió nunca las fuerzas, no realizó ninguna clase de especulación porque estaba en inferioridad numérica y siguió yendo al frente, acaso más que antes porque la urgencia de la gente lo empujaba. Con Tevez en la cancha, con los buenos resultados que se le venían dando el equipo de Arruabarrena aumentó su caudal de autoestima, pero bajó el de solvencia defensiva y cometió errores importantes, técnicos y de descompensación. En el segundo gol de Unión, Díaz, apurado por devolver un ataque no pasó la pelota atrás al arquero como mandaba la lógica, y trató de girar sin advertir que Martínez le podía robar el balón e irse derechito a quedar mano a mano con el arquero; en el tercero de los santafesinos, una jugada de varios rebotes nadie atinó a sacarla lejos y en el cuarto se encadenaron los errores de Tobio, que perdió la pelota en la salida con la poca respuesta de Sara en el primer centro

Con la chapa puesta del 3-4 alguien puede preguntarse por qué Boca, físicamente agotado, no bajó un cambio conformándose con el empate. La respuesta es sencilla: porque es Boca, porque jugaban en la Bombonera y porque la posibilidad de un cuarto gol a favor estaba en la cabeza de todos y no era ninguna locura pensarlo. Pero ocurre que en esta clase de partidos siempre se puede esperar una sorpresa más. En marzo del 2012 se dio una situación similar en un 5-4 ante Independiente que se definió con un gol del Tecla Farías sobre la hora. Aquél recibió el calificativo unánime de partidazo y lo mismo puede ocurrir con este. Sí, sí, partidazo, dirá la mitad de Santa Fe, orgullosa con este equipo que se le plantó erguido al cuco, aprovechó las circunstancias favorables y terminó redondeando una victoria que perdurará en el tiempo.


Estadio: Boca.

Arbitro: Jorge Baliño.

Goles: 7m Calleri (B); 30m Malcorra (U) de penal; 35m Martínez (U); 46m Tevez (B); 64m Brítez (U); 87m Calleri (B); 90m Gamba (U).

Cambios: 29m Sara (5) por Palacios (B), 55m De Iriondo (6) por Sánchez (U), 69m Soldano por Riaño (U) y Carrizo por Fuenzalida (B), 77m Bentancur por Colazo (B), 80m Affranchino por Villar (U).

Incidencias: 26m expulsado Orion (B).

Compartir: 

Twitter
 

La jugada que cambió el rumbo del partido. Orion salió con vehemencia a cortar un avance de Unión, cometió penal y se fue expulsado.
Imagen: Julio Martín Mancini
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.