libero

Lunes, 7 de septiembre de 2015

FúTBOL › EL EQUIPO DEL GALLARDO TUVO UNA GRAN TARDE PARA GOLEAR 4-1 A CHICAGO EN MATADEROS

River llega al Superclásico de la mejor manera

Con un actuación inmejorable de Alario, que anotó los tres primeros goles del encuentro y terminó llevándose la pelota, y otro tanto de Driussi, el conjunto millonario obtuvo la victoria que lo acerca un poco más a Boca, al que el domingo recibirá en el Monumental.

 Por Leonel Lenga

River no se baja de la pelea por el torneo. El conjunto dirigido por Marcelo Gallardo goleó a Chicago, en Mataderos, con una tripleta de Lucas Alario, la figura indiscutida del partido, y una aparición de Driussi. Con este resultado volvió al triunfo después de tres encuentros y la fecha que viene enfrentará a Boca. El equipo local, por su parte, no aprovechó sus momentos en el partido y sumó su segunda derrota consecutiva.

El sueño de permanecer en Primera y de seguir enfrentándose a rivales de fuste llevó a la parcialidad local a llenar el estadio con casi 20 mil personas. En frente aparecía un equipo que no venía derecho en el frente local y que no tenía a Matías Kranevitter, Carlos Sánchez, Camilo Mayada ni a Eder Alvarez Balanta, afectados a sus respectivas selecciones. Vangioni, Bertolo y Viudez fueron bajas por lesiones y Rodrigo Mora fue preservado en el banco por algunas molestias y las cuatro amarillas que amenazaban con dejarlo sin el Superclásico que se avecina. A partir de este escenario, el dueño de casa salió a buscar el partido y tuvo su primera llegada clara a través de Masuero, quien a los cinco minutos reventó el travesaño, tras capturar una pelota a la salida de un corner.

En el esquema 4-3-1-2 que presentó River, Leonardo Ponzio quedó muy solo en el mediocampo para recuperar la pelota. El otro volante central que podría ayudarlo, Guido Rodríguez, fue retrasado a la zaga ante la ausencia de defensores centrales. El hecho de presentar una línea defensiva inédita volvió a quedar al descubierto cuando, tras otro corner, fue Nicolás Sainz el que ganó de arriba en el área rival. La respuesta llegó recién a los veinte minutos, cuando Alario hizo revolcar a Tauber con un zurdazo envenenado. Esa acción pareció despertar a la visita y, sobre todo, a su centrodelantero. Un minuto y medio después de perder el duelo ante el arquero local, Alario bajó de pecho un centro de Saviola, en una baldosa le tiró un sombrerito a Masuero y definió de manera inapelable.

Al rato, como en toda la tarde, el conjunto local volvió a ganar en el área rival, pero el cabezazo de Gagliardi se topó con el palo. La falta de puntería volvió a costarle caro al conjunto de Forestello. Alario volvió a demostrar su olfato goleador, a los 36 minutos, tras un rebote de Tauber. La diferencia en el marcador respondía, evidentemente, a la jerarquía individual y a la capacidad de convertir del equipo más goleador del certamen. El descuento, que puso algo de justicia al trámite, llegó tras un nuevo corner. Lo peinó Carrasco y Maidana, en su intento de rechazar, terminó de impulsarla contra su propia valla.

Ya en el complemento, Chicago siguió tratando de arrinconar a la visita con su ambicioso 4-3-3, pero era River el que lastimaba cuando salía del ahogo. El conjunto de Mataderos seguía intentándolo, pero no podía ni por arriba. Barovero, algunas carambolas y otros definiciones imprecisas, como las de Gagliardi y Carrasco, le impidieron plasmar en la red sus opciones. Como en el primer tiempo, cuando River peor la pasaba, volvió a aparecer Alario. El ex delantero de Colón, en su partido 50 en Primera, marcó un golazo que significó su primera tripleta en su nuevo club. De rebotero, con clase y con potencia, el atacante demostró que tenía todas las luces encendidas para definir como pedía la jugada. También estuvo fino Driussi, quien dos minutos después de su ingreso finiquitó la goleada.

Estadio: Chicago.

Arbitro: Patricio Loustau.

Goles: 21m, 36m y 63m Alario (R); 38m Maidana e/c (C); 75m Driussi (R).

Cambios: 46m Mammana (6) por Ponzio (R), 65m Grazzini por Galarza (C), 66m Driussi por Pisculichi (R),73m Solari por Saviola (R), 86m G.Vivas por Vera (C).

Incidencia: 82m expulsado Lemos (C).

Compartir: 

Twitter
 

Alario y su gran definición para el primer gol de la tarde.
Imagen: Alejandro Leiva
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.