libero

Lunes, 16 de mayo de 2016

FúTBOL › ESTUDIANTES DERROTó A BOCA 3-1 EN LA PLATA, CON DOS GOLES DE FERNáNDEZ Y UNO DE VIATRI

Cada vez más cerca de un lugar en la Copa

Guillermo puso un equipo alternativo que les hizo fuerza sólo en los primeros minutos a los dirigidos por Nelson Vivas, que necesitaban un resultado positivo para seguir peleando por una plaza en la Libertadores 2017.

 Por Juan José Panno

La condición de fanas de Gimnasia de los mellizos Barros Schelotto se fue atenuando con el paso de los años. Pero, sin embargo, hay algo que persiste: la bronca si les toca perder contra Estudiantes. Los que los conocen en la intimidad saben que están donde estén disfrutan de las victorias y sufren mucho las derrotas contra el clásico rival. Ayer estrenaron una bronca nueva, como integrantes del cuerpo técnico de Boca. Como sea, no les va a durar mucho porque hay otra cuestión más importante que anda dando vuelta por sus cabecitas: la revancha contra Nacional de Montevideo por los cuartos de final de la Copa Libertadores de América. Y, de hecho, el equipo alternativo que presentaron en La Plata, preservando a los titulares, y la salida de Chávez sobre la mitad del segundo tiempo para cuidarlo dan cuenta de cuáles son las prioridades. A diferencia de Nacional, que debió poner a los titulares en el clásico uruguayo (empataron 2 a 2), Boca no se jugaba nada contra Estudiantes, un rival que encaró el partido con el objetivo de seguir en carrera en la pelea por un lugar en la Libertadores del año próximo.

De algún modo, entonces, queda claro que se notó en la cancha que los dos pensaban en la Copa, uno en la actual y el otro en la del año que viene. La diferencia de motivación hizo que Estudiantes ganara más pelotas divididas, jugara más metido en el partido y aprovechara mejor los errores del adversario.

La victoria del equipo de Nelson Vivas no dejó ningún margen para la discusión. Tuvo más actitud, mejor funcionamiento colectivo y supo explotar los flancos débiles de Boca para generar situaciones de gol, algunas de las cuales terminaron en la red.

Los visitantes habían arrancando bien y eso hizo que nadie se sorprendiera cuando se pusieron en ventaja. Pero después del empate empezaron a desinflarse y sólo en algunas jugadas esporádicas crearon alguna ilusión de que podían arrimarse al empate.

Estudiantes metió tres goles. Mellizos por la forma en que nacieron las jugadas en el primero y en el segundo y mellizos también por la resolución del segundo y el tercero.

Los dos primeros se parecieron mucho porque empezaron con una llegada a fondo de Sánchez sobre la derecha, aprovechando la floja marca de Silva, para buscar la llegada de la Gata Fernández por el medio. El verdugo de Boca (siempre lo fue en todos los clubes en los que jugó) hizo el primero con el pie y el segundo con la cabeza

Los dos últimos goles fueron casi idénticos por las salidas destiempo (a cazar mariposas, se decía en otra época) del arquero Sara. Uno, el de Fernández, se dio tras un centro; el otro, el de Viatri, después de un rebote, pero lo que tuvieron en común es que Sara salió muy mal en los dos, sin noción de tiempo y distancia.

Boca no tenía motivaciones como equipo, pero individualmente a algunos les interesaba mostrarse. A los más pibes para ir ganando un lugar; a los no tan pibes para quedarse en el plantel a la hora de la depuración o para aspirar a un puesto en la Copa. Por supuesto que nada importante se define en 90 minutos, pero ayer Silva y Rolin ayudaron a la idea de que no seguirán en el club, mientras Bentancur sigue dando señales ambiguas, lo mismo que Colazo y Tobio. Chávez, el mejor de ayer, está en otra pelea. A todos les quedó claro que cuando lo sacaron fue para cuidarlo para el partido del jueves, en el que si no es titular, seguramente entrará en el segundo tiempo.

Un dato final: en toda la historia entre los dos equipos que se enfrentaron ayer en el Estadio Unico, hay 100 victorias de Boca, 41 de Estudiantes y 41 empates. Pero en los últimos 8 encuentros jugados en La Plata, Estudiantes ganó 7 y Boca 1. El de ayer, al menos lo tenía ganado de antemano.


Estadio: Ciudad de La Plata

Arbitro: Diego Abal

Goles: 14m Chávez (E); 27m G. Fernández (E); 33m G. Fernández (E); 89m Viatri (E).

Cambios: 65m Benegas por Chávez (B); 74m Marchioni por G. Fernández (E); 83m Maroni por Messidoro (B), Umeres por Solari (E); 87m Viatri por Cavallaro (E).



Boca ganaba 1-0 con un gol de Chávez, pero el Pincha lo dio vuelta.

Compartir: 

Twitter
 

Gastón Fernández se filtró entre los defensores para marcar el primer gol de Estudiantes y de su cuenta personal.
Imagen: Fotobaires
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.