libero

Lunes, 29 de junio de 2009

CONTRATAPA

Sueños de final

Es la que en Wimbledon imaginan los británicos, con el escocés Andy Murray llegando al partido decisivo, el domingo próximo, contra el suizo Roger Federer. Pero Djokovic, Roddick o Hewitt quizá tengan algo para decir.

 Por Daniel García Marco

Desde Wimbledon

Sin Rafael Nadal, ausente por lesión, el duelo entre el británico Andy Murray y el suizo Roger Federer es la final soñada en el torneo de tenis de Wimbledon, que encara la última semana dispuesto a otorgar la gloria a cualquiera de los dos con permiso de Novak Djokovic, Andy Roddick y Lleyton Hewitt.

Tras derrotar al serbio Viktor Troicki, Murray, de 22 años, recibió un regalo de uno de los miembros honorarios del All England Club. Se lo entregó ya de noche, en la intimidad de la zona de prensa, tras pasar casi más tiempo ante los medios que en la cancha.

Murray se sonrojó y educado, como siempre, aceptó un peluche feo. No puede decepcionar a un país que espera por fin ver a uno de los suyos ganar en Wimbledon 73 años después.

Y el número tres del mundo da motivos para justificar la “Murraymanía” con su juego elegante, su técnica depurada, sus movimientos gráciles sobre el césped de la cancha central, sus drops sutiles, su revés cortado imposible de levantar, su derecha letal y su saque inmisericorde.

Desde hace días comparte las portadas con el rugby. Si el primer ministro, Gordon Brown, es el gesto de la gravedad, Murray es el de la esperanza. “Es el hombre del momento”, aseguró ayer el diario The Times, en el tradicional día de descanso en el All England Club.

Desde las tribunas, donde se baten todos los records de asistencia, le proponen matrimonio y la famosa colina Henman, desde la que los fanáticos seguían con sufrimiento en pantalla gigante el camino –siempre hasta semifinales– de Tim Henman, ahora es la colina Murray, y todo es mucho más relajado gracias a su fluido juego. A diferencia de los tiempos de Henman, ya ni siquiera llueve en Londres.

“Sin Rafa, necesito llegar a semifinales para que se note que su ausencia marca la diferencia, pero quedan grandes jugadores en el cuadro”, dijo Murray tras una semana y tres partidos plácidos. Sin Nadal, su camino está despejado.

Hoy jugará contra el suizo Stanislas Wawrinka. Hasta semifinales no está previsto que choque con uno de los grandes nombres, Roddick o Hewitt. “Tendré que jugar mejor”, se autoexigió, ajeno de momento a la presión de ser el abanderado del país, de llevar sobre sus hombros 73 años de fracasos del tenis británico.

Por el otro lado del cuadro las cosas están menos claras. Federer puede convertirse el domingo en el único tenista del mundo con 15 títulos de Grand Slam.

La primera semana ha sido tranquila, relajada tras quitarse el estigma de Roland Garros. Se habló más de su vestimenta al entrar en la cancha y de cuándo dará a luz su esposa que de su tenis, perfecto como es habitual sobre la hierba. “Ahora es cuando se pone interesante para mí como jugador ‘top’”, dijo Federer al encarar la segunda semana y tras ganar cediendo un set al alemán Philipp Kohlschreiber.

Hoy tendrá enfrente al sueco Robin Soderling, al que venció las diez veces que jugaron, la última, en la final de Roland Garros. En cuartos podría medirse con el español Fernando Verdasco o el bombardero croata Ivo Karlovic, el hombre que lo derrotó en Cincinnati en agosto haciéndole perder el número uno, que el suizo puede recuperar si gana su sexto título sobre el césped de Londres.

Otro español, Juan Carlos Ferrero, quiere desafiar en cuartos al ídolo Murray, pero antes deberá ganar al francés Gilles Simon.

Escondido está el serbio Djokovic, el cuarto jugador mundial, tapado pero con un tenis preciso en la primera semana. Su rival de hoy será el israelí Dudi Sela y se espera que en semifinales se cruce con Federer.

Lo que no se espera tampoco en la semana final es lluvia. El nuevo techo del court central, que costó por lo menos 80 millones de libras (130 millones de dólares), sigue sin estrenarse para desesperación de los organizadores y los fans, que desean agua para ver tenis cubierto en la central por primera vez desde 1877.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.