libero

Lunes, 15 de octubre de 2012

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › SOBRE LA VICTORIA NOCTURNA DE GIROLAMI

Le pusieron luz al final

 Por Pablo Vignone

Desde Santa Fe

La victoria de Néstor Girolami en la carrera nocturna del sábado resultó incuestionable, luego de haber corrido hasta la meta sin luces delanteras. “El reglamento particular de la prueba estipulaba que las luces debían estar prendidas –acepta Diego Mesa, de la CDA del ACA–, pero el artículo 32 del Reglamento Deportivo dice que no es obligatorio parar a un auto al que se le apagan las luces.” Por esa razón, la victoria del 408 no fue cuestionada por los comisarios deportivos.

Ulises Armellini, el director técnico del equipo Peugeot, explica lo sucedido. “Al salir a pista, dejó de funcionarle el alternador. La luz era supertenue, pero estaba instalada y prendida, como pide el reglamento. El problema es que este año usamos los motores V8, que giran a 10.400 rpm y provocan vibraciones adicionales, y por lo tanto se complica el funcionamiento de los alternadores, los burros de arranque y la dirección hidráulica.”

No hubo protestas en los equipos rivales, aunque sí algunas consultas. “Nosotros no tenemos por qué denunciar; si no actúan los comisarios deportivos, yo no tengo por qué quedar como el malo de la película”, señala Víctor Rosso, del equipo Renault. Su piloto Emiliano Spataro terminó segundo de Girolami en la noche de Santa Fe.

“Para mí, las luces estaban apagadas, pero se rompen y no se puede desclasificarlo por eso”, apunta Alberto Scarazzini, el director deportivo de Pechito López. “Fue muy evidente como para tener que protestar, pero si las autoridades lo vieron y no hicieron nada...”

Compartir: 

Twitter
 

El 408 vencedor, sin luces.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.