libero

Lunes, 19 de julio de 2004

TENIS › CAÑAS SE IMPUSO A GAUDIO EN LA FINAL DE STUTTGART

Y un día volvió Willy

Casi dos años después de su último título, el tenista de Tapiales festejó en Alemania. Ganó más de 100 mil euros y un Mercedes...

Casi dos años pasaron del último gran grito de Guillermo Cañas. Festejó en Toronto, en agosto del 2002, con cuatro espectaculares victorias sobre top-ten y después llegó la oscuridad de las lesiones. Ayer volvió a salir el sol para Cañas al ganar el ATP de Stuttgart, Alemania, con 615 mil euros en premios. En un partido de altísimo nivel, Cañas, hasta ayer 70º del mundo, a partir de hoy 42 o 43, derrotó 5-7, 6-2, 6-0, 1-6, 6-3 al campeón de Roland Garros, Gastón Gaudio, en tres horas y 40 minutos de partido. Así se aseguró un cheque de 104 mil euros y un Mercedes-Benz entregado por la organización. Fue el título Nº 155 de la Argentina en la historia profesional de ATP, la vigésima final celeste y blanca, y la segunda en semanas consecutivas. “Tras dos finales perdidas, pensaba que tenía un maleficio sobre mi espalda. Ya había ganado un Masters Series, pero este título tiene un significado más especial para mí”, dijo el argentino.
El partido fue jugado al límite, con gran intensidad y precisión. Hubo puntos brillantes de ambos jugadores que mostraron grandes virtudes. Los reveses de Gaudio deleitaron a quienes colmaron el estadio y las corridas de Cañas recuperando pelotas imposibles sorprendieron a todos. De esta manera, Cañas conquistó el cuarto título de su carrera, ya que antes se había impuesto en Casablanca en el 2001, y en Chennai y Toronto, ambos en el 2002. Cañas dejó atrás además una sequía de 23 meses sin títulos y quedó ubicado otra vez entre de los mejores 50 del mundo, con pocos puntos para defender hasta fin de año.
“Tuve suerte, esto se decidió por muy poco en los últimos juegos. Hubo pocas diferencias. Fue una final muy apretada”, indicó el campeón, y razón no le falta. El primer set estuvo marcado por los errores y aciertos de Gaudio. Le quebró dos veces el saque a su rival y se puso rápidamente 4-0, pero se fue del partido y Cañas lo emparejó. Después de dejar un par de sets points en el camino, Gaudio volvió a quebrar a Cañas para cerrar el primer capítulo. El partido estaba planteado claramente. En cuanto más largos eran los puntos, más favorecido se veía Cañas. Pero cuando Gaudio imponía el ritmo con su revés y algunos toques en la red, marcaba diferencias.
De movida, en el segundo set, a Gaudio se lo veía molesto porque no le salían las cosas y porque Cañas le devolvía todo lo que le tiraba. Así, el de Tapiales ganó nueve juegos consecutivos para quedarse con los dos parciales siguientes: 6-2 y 6-0. “Cuando Gastón dejó pasar el set que gané 6-0, me dije: ‘Listo, tengo el auto’, pero me ganó el cuarto set con gran autoridad.” Es que allí resurgió Gaudio, para quedarse con el parcial por 6-1.
Ya en el set definitivo, con los dos enchufados, se vio lo mejor del encuentro. Gaudio arrancó con un quiebre, pero Cañas se recuperó para poder igualar 2-2. El game clave del partido fue el sexto. Allí, Cañas volvió a quebrar un juego donde Gaudio falló dos pelotas muy fáciles adelante. Gastón se sintió impotente ante el despliegue de un Cañas muy preciso en todos los sectores de la cancha. Llegó el primer match point y Gaudio zafó con un revés cruzado perfecto. En el segundo, Cañas le sacó alto al revés de su rival, la devolución se fue muy larga y Willy volvió a festejar después de dos años. Y el marco del torneo y el partido final le dieron a esta consagración mayor trascendencia.

Compartir: 

Twitter
 

La alegria de Guillermo Cañas por el cuarto titulo de su carrera.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.