libero

Lunes, 28 de mayo de 2012

TENIS › VICTORIA DE UN DEL POTRO PREOCUPADO EN ROLAND GARROS

Con secuelas del polvo azul

El tandilense acusó problemas en su rodilla que vienen desde el paso por la polémica cancha del Masters 1000 de Madrid.

Juan Martín Del Potro superó su debut en el Abierto de Francia con una clara victoria ante el español Albert Montañés, pero el estado de su rodilla abre interrogantes sobre su futuro en el torneo. “Pese a los problemas en mi rodilla, creo que jugué bien al principio del partido y al final. Tengo dos días para trabajar con el físico”, dijo el mejor argentino del ranking luego de vencer 6-2, 6-7 (5-7), 6-2, 6-1 a Montañés, intentando mostrar optimismo.

Sin embargo, las señales que transmite el mejor jugador argentino no van en la misma dirección. Salió a la cancha con una venda azul, y luego de caer en el segundo parcial y pedir asistencia médica, mostró problemas de movilidad que hicieron temer por su continuidad en el torneo.

El sábado, el tandilense había ofrecido una simpática imagen sentado como juez de silla durante los partidos de exhibición con motivo del Día del Niño en Francia, mientras Roger Federer y otras estrellas entretenían al público con un dobles dentro de la cancha.

El argentino no quiso perderse la actividad, pero al enterarse de que debía jugar en la jornada inaugural desistió de formar parte del show dentro de la cancha. ¿Para preservar su rodilla? Las molestias, como admitió Del Potro, llegaron después de la polémica y resbaladiza arcilla azul del torneo de Madrid. Y ya en el Masters 1000 de Roma, el argentino evidenció gestos de dolor tras despedirse en los octavos de final ante Jo-Wilfried Tsonga.

El dolor “molesta bastante para los apoyos”, explicó, admitiendo que le genera dificultades a la hora del servicio. “Es difícil jugar en el aire.” Pero igual intentó quitarle dramatismo: “Trato de no pensar en lo más mínimo en la rodilla sino en disfrutar de esto, de seguir jugando en un buen nivel como lo hice en estos torneos de polvo”, dijo el número nueve del mundo, ganador del torneo de Estoril y semifinalista en Madrid en la gira previa.

“Con tratamientos y entrenamiento puedo salir a jugar, tengo muchísimas ganas de jugar y creo que puedo hacerlo bien. Tengo dos días para tratarme”, dijo de cara a su próximo encuentro, que será ante el local Edouard Roger Vasselin, que venció al canadiense Vasek Pospisil 3-6, 6-3, 6-2, 6-2.

Vasselin, esperanza local de 28 años, es hijo de Cristophe Roger Vasselin, viejo rival de Guillermo Vilas y semifinalista en Roland Garros en 1983, año en que Yannick Noah alzó el último título para Francia. “Es peligroso. Tiene buen revés y juega bien en polvo de ladrillo”, manifestó Del Potro sobre su próximo rival. De todas formas, en la segunda ronda su mayor preocupación no estará del otro lado de la cancha.

“Siempre es difícil jugar contra los españoles en polvo de ladrillo. Hay errores que cometí que de ahora en más no podré repetir. No puedo ser consistente por el dolor en la rodilla, pero lo importante es que tengo dos días para recuperarme”, aceptó el tandilense.

“Llegué con muchas ganas de jugar Roland Garros, voy tranquilo, no pienso cuán lejos puedo llegar. Los Grand Slam son complicados. En Australia, de esa manera, clasifiqué a cuartos de final”, explicó el campeón del US Open 2009.

En la primera jornada de Roland Garros sobresalieron las victorias del francés Jo-Wilfried Tsonga (5º), los españoles Fernando Verdasco (14º) y Juan Carlos Ferrero, el suizo Stanislav Wawrinka (18º) y Marin Cilic (21º). Mientras que la sorpresa de la jornada estuvo a cargo del local Nicolas Mahut, quien se impuso al estadounidense Andy Roddick (26º) 6-3, 6-3, 4-6, 6-2.

Compartir: 

Twitter
 

“Pese a los problemas en mi rodilla, creo que jugué bien”, señaló Del Potro.
Imagen: EFE
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.