libero

Lunes, 21 de abril de 2003

TENIS › EL ARGENTINO QUIERE ENTRAR EN EL TOP-TEN

Coria, a pesar de perder la final de Montecarlo, sueña con la Copa Davis

Ferrero lo liquidó en poco más de una hora, pero el Mago aspira a que lo convoquen para jugar contra España la semifinal de la Copa.

Pese a caer en la final del Abierto de Montecarlo, Guillermo Coria admitió que sus dos grandes objetivos para esta temporada son integrar el equipo de Copa Davis de su país y terminar el año entre los diez mejores del tenis mundial. “Desde muy chiquitito sueño con estar en el equipo de la Copa Davis. Me tengo fe y confianza para lograrlo”, dijo Coria tras caer 6-2, 6-2 ante el español Juan Carlos Ferrero.
Coria, que tras jugar la final se ubica séptimo en la carrera de campeones –la clasificación que mide el rendimiento de los jugadores desde el comienzo del año–, tiene asegurado desde mañana un lugar entre los 20 mejores del ranking mundial. El partido, programado originalmente al mejor de cinco sets, fue reducido al mejor de tres debido a la lluvia que demoró su inicio, y fue ganado sin contemplaciones por Ferrero, en apenas 75 minutos de juego. Coria –entrenado por Alberto Mancini, el último argentino en ganar en Montecarlo, en 1989– no pudo ofrecer casi resistencia a un oponente que jugó a gran nivel.
“Ganarle a Moyá en semifinales fue muy importante para mí, porque se trata de uno de los mejores jugadores del mundo hoy por hoy”, agregó. Argentina enfrentará a España en setiembre por las semifinales de la Copa Davis.
Coria había sido convocado por el capitán argentino, Gustavo Luza, para la serie jugada a principios de mes ante Rusia, pero el jugador decidió declinar la invitación por no encontrarse en buena forma física.
“Hay un equipo armado desde hace un año y medio, pero mi sueño es jugar”, continuó Coria, que no ve muy probable ingresar al equipo como compañero de dobles de David Nalbandian, con el que tuvo importantes éxitos a nivel de juveniles. “Podría ser lo del dobles, pero no lo veo, hace mucho que no jugamos... Y también es cierto que en los cuatro meses que faltan para la Davis puede pasar de todo.”
Coria, de 21 años, celebró casi al mismo nivel que su acceso a la final el hecho de que sus pies no le hayan ocasionado problemas a lo largo de la semana. “No me dolieron para nada, y ése es un paso muy importante”, dijo el argentino, que más de una vez se vio afectado por molestas ampollas en sus pies, un tema para el que sigue buscando una solución.
“Fue una semana fantástica, pero sé que aún tengo mucho que mejorar. Hoy fue difícil, porque la lluvia nos obligó a esperar sin saber cuándo jugaríamos. Y la pelota estaba muy pesada, nunca encontré mis golpes”, reconoció.
Además de llegar a ser un “top ten” –”quiero estar entre los diez este año”–, Coria aspira a cumplir un gran papel en Roland Garros, que comienza dentro de cinco semanas: “Apunto a llegar perfecto ahí, porque sé que si estoy bien puedo llegar lejos”.
El plan arranca desde hoy, en el torneo Conde de Godó, en Barcelona (ver aparte). Coria, decimotercer preclasificado, se medirá en primera ronda con el local Fernando Verdasco.

Compartir: 

Twitter
 

A Guillermo Coria no le cayo bien la derrota.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.