libero

Lunes, 19 de noviembre de 2007

EL EX CAMPEON MUNDIAL SE ENCUENTRA INTERNADO EN ISLANDIA

Bobby Fischer está en jaque

Con problemas físicos y signos de paranoia, uno de los deportistas más grandes del siglo XX permanece postrado en un hospital de Reykjavik desde hace más de un mes. A los 64 años, el ajedrecista pelea por su vida.

 Por Pablo Vignone

Exiliado en Islandia desde hace dos años, el ex campeón mundial de ajedrez Robert “Bobby” Fischer vive horas difíciles. Una de las auténticas leyendas del deporte moderno, considerado como uno de los 10 deportistas más grandes del siglo XX, permanece internado desde hace más de un mes, con serios problemas físicos y fuertes signos de paranoia, en el Landspitali, el hospital de la Universidad de Reykjavik, la ciudad en la que se consagró campeón mundial en 1972, hace 35 años, y en la que vive desde 2005, cuando le fuera otorgada la ciudadanía islandesa luego de nueve meses de cautiverio en una cárcel de Japón.

La noticia de la internación de Fischer fue dada a conocer a Líbero por vecinos del ex campeón mundial, y confirmada a este cronista de manera extraoficial por fuentes del hospital, que, sin embargo, se negaron a precisar el carácter y el alcance de la enfermedad. Un amigo que no quiso revelar su nombre –como la mayoría de las fuentes que tratan cotidianamente al ex campeón del mundo en Reykjavik– aseguró a este diario que desde hace más de un mes se le efectúan pruebas sin poder determinar la causa de la enfermedad que mantiene postrado al deportista de 64 años.

Su novia japonesa, Minoko Watai, lo visita regularmente, según informó otro integrante del círculo personal de Fischer. El Comité de Ayuda, un grupo cercano al ajedrecista que fuera fundamental en la operación de rescate y la concesión de la ciudadanía, se negó a brindar más datos afirmando que “en Islandia la enfermedad es un tema de índole privada”. La internación no fue negada por ninguna de las fuentes consultadas.

“Está más que paranoico –dijo a Líbero uno de los vecinos del barrio que frecuenta a Fischer–. Su enfermedad no es seria, no está en peligro de muerte, aunque continúan haciéndole tests para determinar qué sufre.”

“Tiene miedo de todo”, relató una empleada de un hotel de la zona, con relación a la paranoia de Fischer, que vive sospechando un complot de la CIA, la agencia de espionaje norteamericana, para llevarlo de regreso a los Estados Unidos, país que aún mantiene una orden de captura sobre el ajedrecista por haber violado en 1992 el embargo impuesto por la administración de Bill Clinton a la entonces Yugoslavia.

Antes de que se confirmara la noticia de la internación, círculos de la Federación de Ajedrez de Islandia dijeron a Líbero por medio de un vocero que “la posibilidad de conversar con Fischer está fuera de discusión”. En febrero pasado, el periodista especializado español Leontxo García, de El País, permaneció diez días en la capital de Islandia, esperando entrevistar al ajedrecista, con quien mantuvo una relación profesional. Sin embargo, Fischer nunca lo atendió.

El ajedrecista vive desde hace dos años en uno de los distritos más conocidos de Reykjavik, donde, hasta su internación, los vecinos solían verlo a menudo “caminando apurado, con su gorra de béisbol, sus jeans y su chaqueta de cuero”, según relató a Líbero otra empleada de un comercio cercano, que prefirió no dar su nombre “para evitar que Bobby deje de saludarme cuando pase”, indicó.

El dueño de la librería donde Fischer suele comprar tomos de historia, Bragi Kristjonsson, rehusó comentar públicamente el tema, aclarando que tampoco hizo comentarios “cuando estuvieron la TV rusa, que quería hacer un especial, y la cadena norteamericana que hace el programa 60 Minutos”, a los que Fischer tampoco atendió “pese a que lo siguieron por las calles”.

Compartir: 

Twitter
 

Bobby Fischer, exiliado en Islandia desde hace dos años, está internado en un hospital de Reykjavik.
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.