libero

Lunes, 30 de diciembre de 2013

MAXIMILIANO RODRIGUEZ FUTBOL

Rendimiento al Maxi

Con 32 años, su experiencia europea lo transformó en el mejor del medio local.

 Por Juan José Panno

A los 32 años, con el respaldo de una destacada trayectoria nacional e internacional y con un estado físico privilegiado, Maximiliano Rodríguez se convirtió en el futbolista del año, y obtuvo merecidamente el Olimpia de Plata, el reconocimiento que otorga anualmente el Círculo de Periodistas Deportivos. El crack de Newell’s y de la Selección Nacional fue fundamental en el equipo que ganó el torneo Final 2013, bajo la dirección técnica de Gerardo Martino, mantuvo su buen nivel en la segunda parte de la temporada, en el torneo que los rosarinos pelearon hasta la última fecha, y también brilló en la Copa Libertadores, aunque Newell’s se quedó en el camino contra el Atlético Mineiro.

Volante con llegada, con reminiscencias del delantero que fue en las divisiones inferiores, desde su regreso a Newell’s Rodríguez convirtió once goles en 43 partidos, algunos de ellos excelentes, como el que le hizo a Racing por la octava fecha del torneo Inicial. Enganchó en posición de ocho, dejó atrás una marca y encaró hacia la raya de fondo, pero antes de llegar cambió de dirección, cortó con la derecha se desprendió de otros dos marcadores y definió con la zurda, contra la base del primer palo. Golazo.

Naturalmente diestro, perfeccionó desde chico el manejo con la pierna menos hábil por la recomendación insistente de un abuelo. El hombre se hizo famoso en todos los medios rosarinos cuando la Fiera le metió aquel recordado zapatazo a México en el Mundial de Alemania, considerado el mejor gol del torneo, con un zurdazo de volea impresionante.

A poco de su llegada a Newell’s, luego de su paso por el Liverpool, Maxi fue muy crítico del fútbol argentino. “Se hace todo mal, muy aceleradamente, los jugadores se sienten muy presionados”, dijo y en poco tiempo demostró que otro modo de jugar (con más pausa, sin tanto vértigo, cambiando las velocidades, metiendo la pelota contra el piso) es posible. Los años de experiencia en el Espanyol de Barcelona, el Atlético Madrid y el Liverpool ayudaron, indudablemente, a la maduración de este valioso jugador que tiene un lugar prácticamente asegurado en el plantel que disputará el año próximo el Mundial de Brasil. Sabella sabe que cuenta con un crack que le puede rendir en más de una posición y que le asegura entrega, inteligencia para manejar los tiempos de un partido, y una interesante cuota de gol.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.