libero

Lunes, 2 de diciembre de 2002

FúTBOL › OPINION

Que paguen el canon...

Por Diego Bonadeo

Frases sueltas. Dichas como al pasar. Pero que en el casi esotérico vocabulario –mezcla de castellano de diván con esperanto de café– del relator oficial de la televisión del régimen no resultan incidentales.
1º “Este partido no está arreglado. En caso de ganar, los jugadores de San Lorenzo se repartirán ciento treinta y cinco mil dólares.”
2º “Dicen que entre Beto –por Acosta– fue la cosa.”
3º “Reparten entre todos, me parece.”
4º “No sé por qué, pero los jugadores de Independiente los van a buscar a Acosta y a Saja”. “¿Por qué?” pregunta su compañero de cabina, el relator de repeticiones. “No se lo puedo decir” contesta el mezclador de castellano y esperanto.
5º “Hay muchas cosas en juego. Económicas y deportivas. Esa es la razón del nerviosismo de algunos jugadores de San Lorenzo.”
6º “Jugadores de Independiente que están molestos con Saja, por una historia que tiene que ver con otra cosa.”
7º “San Lorenzo se queda sin los ciento treinta y cinco mil dólares que los jugadores se hubieran repartido de ganarle a Independiente.”
Además de las frases, algunos apuntes de un partido en el que Independiente jugó de a ratos largos como al principio del torneo, lejos del “fútbol-angustia” de las últimas fechas.
A los 27, penal de Serrizuela a Acosta no cobrado por Brazenas, sin comentario alguno del relator de repeticiones después de haberlo visto tres veces.
A los 32, muy buen gol de Insua, que ya era el mejor de Independiente.
A los 45, Leo Díaz le tapa un mano a mano a Paredes y enseguida Saja le tapa otro mano a mano a Montenegro.
A los 48, se equivoca San Lorenzo en el fondo y Silvera pone el 2-0.
A los 53, penal a Serrizuela no cobrado.
A los 55, media vuelta de Pusineri, por cortada perfecta de Montenegro y 3-0.
Volviendo a las frases. Si los ciento treinta y cinco mil dólares, cuyo origen supuestamente equívoco no aclararon ni el relator oficial ni su visualizador de repeticiones, no fueron repartidos, y por lo tanto siguen donde estaban, ¿por qué no ir pagando, por ejemplo, aunque en la pelota grande ciento treinta y cinco mil dólares sean migajas, la fortuna que se debe por el canon impago por la privatización del correo?

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.