libros

Domingo, 6 de enero de 2008

LA CAZADORA DE ASTROS, DE ZOE VALDES

Mujeres cruzadas

La pintora surrealista Remedios Varo y una escritora cubana alter ego de la autora cruzan sus vidas en la última novela de Zoé Valdés, quien saca a relucir sus mejores armas para seducir lectores.

 Por Luciana De Mello

La cazadora de astros
Zoé Valdés
Plaza & Janés
352 páginas.

La vida como obra de arte. Allá cada uno con la interpretación que le quiera dar a esta frase, con el compromiso que quiera tomar frente a esta máxima de uno de los movimientos más controvertidos en la historia del arte del siglo XX. Pero hay algo que está fuera de discusión, y es que el surrealismo –más allá del peso de la obra que ha dejado para los siglos que le han seguido y le seguirán– ha sabido abastecer de material biográfico la literatura de nuestro tiempo. El peso de sus figuras así lo demuestra. Reconocida anticastrista, sus declaraciones (desmentidas una y otra vez por el gobierno cubano) y sus loas al régimen de Batista anterior a la Revolución Cubana demuestran que Zoé Valdés sabe exponerse, pero también que sabe de arte. En La cazadora de astros narra la vida de dos mujeres que se entrecruzan: la de una escritora cubana, Zamia, y la de una gran dama del surrealismo, la pintora catalana Remedios Varo. La apasionante –aunque poco conocida– biografía de esta pintora de la década del ’30, compañera de Lorca y Dalí, admirada por Diego Rivera y André Breton, transcurre desde la bohemia surrealista parisina hasta la persecución y encarcelamiento que debieron sufrir ella y sus compañeros durante la toma de París por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

La otra historia, la de la escritora cubana que vive en París junto a un hombre que la golpea, soñando haber vivido los años de oro de esa ciudad luz, luego censurada y perseguida por el servicio de inteligencia cubano y que termina escribiendo la historia de Remedios Varo –a quien ha visto en apariciones mágicas que ella denomina “surrealistas”– se encuentra a la sombra de la historia de la pintora.

La historia de Zamia es la historia de Zoé Valdés. Dicho por su autora – que se ha dedicado a narrar la Cuba pre-revolucionaria en Te di la vida entera y la epopeya de su abuelo chino en La eternidad del instante– este material es el de mayor contenido autobiográfico dentro de su obra. Y realiza una operación que queda bien clara. Hay un intento de paralelo entre la vida de ambas mujeres. Entre la obra de Zamia y la de Remedios. Pero hay que decir que la brecha existe, y es grande.

Dejando de lado las connotaciones políticas de su obra –que es a lo que se ha dedicado la mayoría de los críticos de la autora cubana– y teniendo en cuenta sus obras más recientes, La cazadora de astros parece ser un salto dentro de la escritura de Valdés. En esta novela hace uso de una escritura mucho más sólida, con un estilo narrativo irreverente y poético a la vez, quizás un regreso a la contundencia de sus primeras obras.

Los dos relatos que se intercalan están muy bien diferenciados en sus voces. Quizás su mayor logro sea mantener la curiosidad del lector que es llevado de las narices por una prosa desenfadada –aunque muchas veces desprolija–, en especial cuando el relato se mete dentro de la historia de Zamia. Allí la prosa decae, como lo hace la historia, donde por momentos hay algo de panfletario en su marca anticastrista. Los saltos temporales en una misma oración bien pueden pensarse como un guiño dentro del tono onírico de algunos de sus párrafos. Pero ésta no es una novela surrealista, ni la obra de Zoé Valdés lo es. Tampoco necesita serlo. Esto es lo que no queda claro. No siempre las comparaciones son felices ni eficaces, pero si hubiera que trazar un paralelo en la obra de Valdés, estaría más cerca de Isabel Allende que de Remedios Varo.

Aún así, el gesto de rescate es valorable: detrás de la pintora catalana hay una época, una lucha, una ideología para contar. Es justamente un cuadro de Remedios Varo lo que le da nombre a esta novela. La cazadora de astros ha sido cazada. Zoé Valdés atrapó su vida con una mirada y quiso que hiciera de la suya una obra de arte.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.