libros

Domingo, 4 de diciembre de 2011

Literatura nazi en América

Se hizo famoso escribiendo una biografía en la que se pinta a sí mismo como un niño huérfano criado por su abuelo indio. Afincado en Texas y con aspecto de vaquero, llegó a estar junto a Clint Eastwood, quien filmara una película basada en su primera novela, en el show de Barbara Walters. Murió en 1979, tres años después de la aparición de The education of little tree, ahora publicada en castellano como Montañas como islas. Pero a comienzos de los año ’90 se empezó a conocer la verdadera biografía de Forrest Carter, llamado en verdad Asa Earl Carter, un militante segregacionista que había participado del Ku Klux Klan, había fundado un grupo paramilitar acusado de cometer un atentado contra Nat King Cole y de varios asesinatos contra hombres negros.

 Por Laura Galarza

En el año 1991, Montañas como islas (The education of Little Tree, en la versión original) obtuvo el premio de la Asociación Americana de Libreros, se subió a la lista de best sellers y hasta obtuvo excelentes críticas en el New York Times y en The Atlantic Monthly. En la tapa del libro, dos lobos husmean a los pies de un árbol. Debajo del árbol, el nombre del autor: Forrest Carter. La contratapa dejaba deslizar que la publicación del libro “provocó un escándalo al descubrirse quién era el escritor”. Ahora bien, haciendo caso omiso a los rumores de fraude, Little Tree siguió vendiendo y nunca dejó de editarse. “Con él puedes educar a tus hijos”, opina un lector en la Nota bene que la editorial de Montañas como islas parece verse obligada a poner al final del libro. Queda claro que hay un público que ignora quién es Forrest Carter cuando lo consume. Pero también es cierto que en los millones de ejemplares que siguió vendiendo la editorial de la Universidad de Nuevo México desde 1985, nunca se hizo mención a la controversia. Pues bien ¿cuál es la controversia?

Forrest Carter es la sustitución de identidad de Asa Earl Carter, quien fuera miembro del Ku Klux Klan y fundador de una organización paramilitar acusada de golpear a Nat King Cole en su concierto de Birmingham en 1956 y de cortarle un testículo, rociar con aguarrás y matar a un hombre negro en 1957. Autor de los discursos del gobernador George Wallace, se le atribuye la frase “Segregación hoy, segregación mañana, segregación siempre”.

Asa Earl Carter nació en Alabama el 4 de septiembre de 1925. Joven, se alista en la marina de EE.UU. y al finalizar la guerra se casa con su novia de la secundaria con la que tiene cuatro hijos. Después de estudiar periodismo en la Universidad de Colorado, regresa con su familia a Birmingham. Allí es donde Asa Carter va a desarrollar su carrera segregacionista. Durante la década del ’50 Carter escribe y publica El Sureño, una revista sobre la supremacía blanca y crea un programa de radio que hace resistencia a los movimientos de integración de la época. No satisfecho con el accionar “demasiado blando” del KKK, funda su propio grupo (de túnicas grises en vez de blancas) que termina involucrado en varios hechos policiales en los que si bien no se confirma la participación efectiva de Asa, sí más tarde, es acusado del asesinato de dos hombres de su grupo Klan con los que habría discutido por dinero. Pero los cargos son retirados gracias a sus vínculos con la política. Hasta el día de su muerte, George Wallace negó que Asa Carter haya sido el autor de sus discursos. Sin embargo, testimonios de ex funcionarios del político lo pintan como un hombre de dos caras, padre de familia los fines de semana y el mismo que se encierra a trabajar “en un cuarto con su máquina de escribir, una botella de whisky, una docena de paquetes de Pall Mall y una pistola”. Finalmente distanciado de Wallace, quien le pedía que bajara el tono segregacionista de los discursos, Asa decide hacer su propio camino político y se postula para la gobernación. Termina quinto en una lista de cinco candidatos. Es lo último que se conoce de su vida en Birmingham.

Montañas como islas. Forrest Carter Duomo 286 páginas

A partir de 1970 Asa Earl Carter se entierra a sí mismo y crea su propia criatura. Mudado con su familia a Florida y luego a Texas, cambia el traje de ciudad por ropa de vaquero, jeans y sombrero de ala, se deja crecer bigotes y se broncea. Ante sus nuevos vecinos y amigos se presenta como “Forrest” y llama a sus hijos, sobrinos. Separado de su mujer, comienza a escribir. Su primera novela, Gone to Texas (1973), es llevada al cine por Clint Eastwood. The outlaw Josey Wales se consigue en nuestros videos como El fuera de la ley: Clint quiere vengarse de la muerte de su mujer y su hijo en manos de los Botas Rojas en época de la guerra de Secesión. Unido al ejército del sur, mata a todo el que se le cruza por el camino.

En 1976, el mismo año que se estrena la película, Carter publica lo que, según asegura, es su autobiografía: The Education of Little Tree. En el libro, “Forrest” es un niño huérfano adoctrinado por su abuelo indio mientras juntos enfrentan los peligros de la montaña: “Si la naturaleza comprende que hay que eliminar un árbol y él sigue resistiéndose al empuje del viento, procede a fulminarlo”. Finalmente después de pasar una corta temporada en un orfanato y muertos también sus abuelos, Pequeño Arbol (así se llama el niño) vuelve al bosque en compañía de sus perros y de las enseñanzas que le dejara su abuelo: “Cuando uno se encuentra algo que es bueno, lo primero que hay que hacer es compartirlo; de esta manera lo bueno se difunde y no se sabe hasta dónde llegará”. The Education of Little Tree iría circulando de boca en boca hasta llegar a convertirse en un best seller.

Fue Dan T. Carter, historiador y primo lejano de Asa, quien en 1991 (año en que le otorgan el Abby), denunció en el New York Times que Forrest era el disfraz de Asa. Y declaró respecto de él: “Tenía una larga historia de violencia, no es una exageración pensarlo como un psicópata”.

A esa editorial en el New Yorker le siguieron otras, como las de Diane Mc Whorter, periodista y escritora oriunda de Birmingham, que aseguró que omitir las controversias sobre la obra de Carter equivalía a “publicar un libro de Hitler sin mencionar la palabra nazi”.

Pero la farsa Carter ya había caído mucho antes, cuando él aún vivía. En 1976, durante el show de Barbara Walters, “Forrest” promocionaba la película junto a Eastwood y la reciente aparición de su “autobiografía”. Los teléfonos explotaron. La gente de Birmingham reconoció bajo el sombrero de ala al verdadero Carter. Sus amigos de Texas aseguraron que después de ese episodio, “Forrest no volvió a ser el mismo” y se lo veía alterado. Asa Carter murió tres años después, en 1979. El parte de la emergencia fue: muerte por asfixia. Al parecer Carter estaba borracho y se ahogó con su propio vómito después de pelearse a las trompadas en un confuso episodio del cual participó también uno de sus cuatro hijos. Nadie de su familia fue al entierro.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.