m2

Sábado, 22 de marzo de 2008

PROYECTOS

La embajada en Brasilia

 Por Matías Gigli

Acaba de empezar la construcción de la embajada argentina en Brasilia. El edificio que representará a nuestro país en la capital brasileña se va a terminar en un año y medio. Será el final de una larga historia que empezó con la donación del terreno por parte de Brasil y tuvo varias instancias truncas hasta la materialización del proyecto.

El proyecto que se está ejecutando es del estudio de Flora Manteola, Javier Sanchez Gómez, Jujo Solsona, Fina Santos y Carlos Salaberry. Fueron seleccionados en un concurso de proyecto y precio que tuvo de jurados a Alejandro Albistur, Gerardo Schon y Antonio Antonini. Eso fue hace casi diez años, pero las inestabilidades económicas de ambos países frenaron la obra. El terreno de la nueva embajada es verdaderamente grande. Tiene cien metros de ancho y doscientos cincuenta de largo, y da a dos calles. El edificio, de dos niveles y un subsuelo de estacionamiento, tiene las características de una gran casa organizada en torno de un patio y abierta al nordeste.

El edificio araña los cuatro mil quinientos metros cuadrados y tiene una importante presencia gracias a los distintos tratamientos de exteriores, que colaboran en ampliar las instancias interiores y poder vincular el edificio con expansiones. Sus funciones se vinculan con el trabajo y son en general oficinas y áreas de apoyo. La residencia del embajador seguirá siendo la actual, en otro sector de la ciudad, a pesar de que lo habitual de las embajadas es repartir el lote en dos construcciones, una para cada calle.

La propuesta de los arquitectos encontró soluciones en la mejor arquitectura de Brasilia y toma de ella situaciones muy vistas desde los inicios de la ciudad organizada por Lucio Costa y Oscar Niemeyer: pórticos de hormigón en el frente, con un espejo de agua y un puente de acceso, hormigón y vidrio. El edificio tiene cubiertas curvas de chapas de cobre, y cobran presencia los muros exteriores con fachadas ventiladas, que incorporan con la piedra del lugar una imagen rústica.

La actualización de la documentación y la dirección de obra la lleva adelante el estudio Aslan y Escurra, y desde la Cancillería está a cargo el arquitecto Eduardo Casado Sastre.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared